San Sebastián

Soldado Mártir Patrono de San Cristóbal

Los devotos de la Virgen de la Candelaria encienden velas para iluminar el camino hacia la redención, mientras abultan la procesión que rinde homenaje a la imagen divina que en un brazo sostiene al hijo de Dios y en el otro porta la luz que lucha contra las tinieblas

San Sebastián: Soldado Mártir Patrono de San Cristóbal | Portal de Turismo de Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Varios
Texto de: TurismoVenezuela.info Redactado por la Licenciada Adriana Boccalon
Calificación: 76 de 100 basado en 8 valoraciones de los usuarios

Introducción

Entre los mártires que abultan las sagradas listas de la cristiandad, destaca San Sebastián, uno de los apóstoles más gloriosos de la iglesia católica. Su nombre de pila significa «venerable, digno de respeto». Creía fervientemente en Jesucristo. Serle fiel al hijo de Dios y defender la doctrina del Mesías durante la más cruenta arremetida contra los cristianos, le costó la vida.

Dicen los cronistas que fue un soldado tan valiente y aguerrido como guapísimo. El culto a este santo varón es muy popular. Por su atlética figura tantas veces moldeada por el arte antiguo, se le conoce como el Apolo Belvedere de los cristianos. Se le invoca contra males del cuerpo como la peste y del alma como el ateísmo. Es patrono de arqueros, milicianos y atletas, y de ciudades como Maracaibo en Zulia y San Cristóbal en el estado Táchira.

San Sebastián, sin lugar a duda, llegó a esta tierra de gracia de mano de los conquistadores españoles, siempre empeñados en abonar la Fe cristiana entre la población indígena. Fechas precisas, no hay, pero los archivos históricos revelan que, en la época de la colonia, en Venezuela ya se le rendía culto a este mártir glorioso y que, tras siglos de veneración, nos dejó en herencia una celebración que pasó de ser fiesta patronal a feria internacional.

Glorioso Martirio

«Te he tenido siempre entre los mejores de mi palacio y tú has obrado en la sombra contra mí, injuriando a los dioses». Las crónicas apuntan que esta fue la sentencia de muerte que el emperador Diocleciano decretó contra el soldado Sebastián. Frente al caudillo, este destacado consejero de la guardia pretoriana del imperio romano cumplía la disciplina militar, pero a sus espaldas ejercía labor de apostolado en defensa de Jesucristo, su doctrina y su Iglesia.

Sebastián, creyente y devoto, se sumó a la milicia para proteger a perseguidos y prisioneros vinculados al cristianismo. Su noble labor no pasó desapercibida. El velo se corrió. Fue reconocido públicamente como cristiano y, aun cuando su valentía animó a muchas almas a abrazar la Fe cristiana, ni el emperador Diocleciano ni el soberano Maximiano le perdonaron la traición.

A este cristiano rebelde había que martirizarlo. Semidesnudo, lo ataron a un árbol y con flechas atravesaron su cuerpo para que se desangrara lentamente hasta morir. Pero el soldado creyente sobrevivió y fue rescatado por milicianos convertidos al cristianismo. Cuando sanaron las heridas volvió al palacio imperial para enfrentar a sus caudillos. Esta vez la sentencia fue concluyente. Sebastián debía morir azotado por crueles verdugos que no le perdonaron la vida. Desde entonces, finales del Siglo III, sus restos reposan junto a la memoria de los apóstoles San Pedro y San Pablo, en el sepulcro de los mártires cristianos del cementerio de la Vía Apia en Roma, donde se edificó una basílica en su honor.

Defensor de la Comunidad Gay

La vida de San Sebastián lo convirtió en ícono cristiano de la agonía y el éxtasis, pero su espléndida humanidad inmortalizada por pinceles y cinceles de prodigios como Berruguete, Rubens, Mattia Preti, Rafael Sanzio, Botticelli y El Greco, entre otros artistas de la época, lo transformó en símbolo indiscutible de orgasmo místico y belleza masculina.

La amplísima iconográfica de San Sebastián semidesnudo y martirizado, pero con un cuerpo hercúleo, sensual, robusto y musculoso, no solo alentó el estudio de la anatomía humana durante el Renacimiento, sino que animó a la comunidad Gay del siglo XX a elegirlo su santo patrono, sin que esto se haya asociado jamás a preferencia sexual alguna.

Feria Internacional 2018

Desde la época de la colonia los tachirenses honran a su santo patrón, durante una gala que hace 54 años se convirtió en la Feria Internacional de San Sebastián. Los acordes musicales que acompañaban la imagen del apóstol durante su procesión por las calles de San Cristóbal comenzaron, poco a poco, a animar retretas callejeras hasta dar forma a una de las fiestas patronales con más tradición en Venezuela. Aunque el festejo mundano incluye música, comparsas, reinas, oferta gastronómica, venta de artesanía, eventos deportivos y corrida de toros, no opaca la solemnidad de la ceremonia religiosa que concluye con una singular serenata en honor al santo varón.

 

Por favor, Haga sus Comentarios