La Virgen de la Chiquinquirá

La Virgen Chinita de los zulianos

Maracaibo se engalana cada 18 de noviembre para celebrar un aniversario más aniversario de la aparición de la Virgen de la Chiquinquirá, patrona de todos los zulianos

Virgen de la Chiquinquirá, la Virgen Chinita de los zulianos | Portal de Turismo de Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Varios
Texto de: TurismoVenezuela.info Redactado por la Licenciada Adriana Boccalon
Calificación: 90 de 100 basado en 30 valoraciones de los usuarios

Virgen Chinita de los zulianos

Mestiza, menuda y delgada, reservada y modesta, de plática serena y andar pausado. Con un costal repleto de años y una canasta atestada de camisones para lavar a la orilla del lago de Maracaibo. Así dibuja la historia a la mujer que recibió en 1709 la ofrenda divina que dejó en herencia al pueblo zuliano, que cada 18 de noviembre le rinde homenaje a la Virgen de Nuestra Señora María del Rosario de Chiquinquirá, también conocida como «La Chinita».

Cuenta la leyenda que mientras aquella mujer cumplía su faena cotidiana, llegó a sus manos una tablita de caoba que se mecía caprichosa sobre las aguas del lago. Sin percatarse de la desteñida imagen mariana tallada sobre el delgadísimo retablo, la llevó a casa para tapar la tinaja donde almacenaba el agua de beber. Días después, la noche del 18 de noviembre, la estampa de la Virgen Morena se reveló resplandeciente ante la mirada absorta de la elegida, con el Niño Jesús en brazos, y San Antonio y San Andrés a cada lado. No había otra forma de explicar semejante acontecimiento. ¡Era un milagro!

Aunque las crónicas nombran a la elegida como María Cárdenas, no hay registro oficial que certifique su existencia. Sin embargo, en la antigua calle 5 de El Saladillo, ahora conocida como la Calle del Milagro, donde los cronistas cuentan que vivía la lavandera, se alza imponente la Basílica de Nuestra Señora de la Chiquinquirá. Celebrando en 2017 los 308 años de su prodigiosa aparición y los 75 años de su coronación canónica por los milagros concedidos, el sagrado hogar de la Dama de El Saladillo será declarado Santuario Arquidiocesano para todos los zulianos.

Celebración & Tradición

Es tal la devoción del pueblo zuliano por la Virgen de la Chiquinquirá, que hace tiempo las tradicionales fiestas patronales se convirtieron en celebración de talla mundial. Además de los oficios religiosos que comienzan con la bajada del retablo despuntando noviembre, anfitriones y visitantes tienen un abanico de atracciones populares para disfrutar de la fiesta más larga de Venezuela, en el marco de la Feria Internacional de La Chinita que empata con el inicio de las festividades decembrinas.

El ritual para homenajear a la patrona de los zulianos es fecundo. Después de la bajada de la tablita en un tobogán especialmente ornamentado para tan emotiva celebración, los devotos parroquianos se acercan, uno a uno, para darle el tradicional beso de bienvenida a la Virgen de la Chiquinquirá. Misas, caminatas y procesiones se convierten en espacios de encuentro de un pueblo devoto que acompaña a su patrona hasta las riberas del Lago de Maracaibo, en un paseo lacustre que rememora el regreso a sus orígenes.

En vísperas de la fecha aniversario miles de feligreses se congregan en la emblemática Plaza de la Chinita, frente a la Basílica de Nuestra Señora María del Rosario de La Chiquinquirá. Los fieles devotos madrugan en oración para agradecer favores recibidos, elevar peticiones o pagar promesas. La Fe es el hilo que teje la sublime red espiritual que une al pueblo zuliano. Las fiestas religiosas en honor a la Reina Morena cierran con una entusiasta ceremonia de eucaristía.

Amanecer Gaitero

Aún suena en la radio ´Virgen de Chiquinquirá´, primer tema musical compuesto en honor a La Chinita. Original de Ramón Bracho Lozano y José Mavarez, fue grabado por Gaiteros del Zulia a finales de los años 40. Desde entonces, lo más ilustre de la gaita zuliana -Patrimonio Cultural y Artístico de Venezuela- ha dedicado su talento para componer, instrumentar e interpretar más de 2.500 gaitas emblemáticas que, a punta de furruco, cuatro, maracas, charrasca y tambora, agasajan cada año a la Virgen de la Chiquinquirá.

En 1998 se fundó la agrupación Los Chiquinquireños que, ya por tradición, reúne durante estas fechas tan señaladas a los más destacados exponentes de la gaita zuliana. Juntos, en comunión, arman el tradicional Amanecer Gaitero, una parranda que armoniza júbilo, alegría y diversión, con el amor, la Fe y la devoción que siente el pueblo zuliano por su excelsa patrona. Las notas que a miles de voces entonan un magnífico canto de Cumpleaños Feliz, retumban con regocijo para celebrar un nuevo aniversario de Nuestra Señora María del Rosario de Chiquinquirá.

¡Santa María del Rosario de la Chiquinquirá ¡Madre humilde! ruega por nosotros…!

 

Por favor, Haga sus Comentarios