Isla de Margarita

La Perla del Caribe

Una de las opciones más atractivas para disfrutar del Caribe es la preciosa Isla de Margarita, donde hay gente amable, amplia oferta de acomodo en hoteles y posadas, un fogón especializado en frutos del mar y kilómetros de costas con playas aptas para cualquier tipo de deporte acuático.

Destino Isla de Margarita, La Perla del Caribe | Portal de Turismo de Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Varios
Texto de: TurismoVenezuela.info Redactado por la Licenciada Adriana Boccalon
Calificación: 98 de 100 basado en 45 valoraciones de los usuarios

Introducción

Cristóbal Colón se estrenó en Venezuela el 15 de agosto de 1498, durante su tercer viaje a América. Uno de las paradas que hicieron los emisarios fue en Paraguachoa, un pueblito de aborígenes pescadores que le dio la bienvenida a los navegantes que perseguían la leyenda de El Dorado. Eran Guaiqueríes los nativos asentados en tierras insulares que, enseguida, fueron bautizadas con el nombre de Isla de La Asunción pues, según las crónicas, el día de su avistamiento coincidió con la efeméride de la virgen homónima. Poco más tarde, en 1499, se renombró como Isla de La Margarita que, junto a Coche y Cubagua, hoy conforma el estado Nueva Esparta.

La más pequeñita de estas islas es Cubagua, antigua Nueva Cádiz, con poco más de 23 km² y actividad turística limitada a excursiones sin pernocta para la práctica de snorkel y buceo. Isla de Coche, por su parte, se extiende sobre 60 km² con hoteles, posadas, restaurantes y atractivas ofertas para diversos deportes acuáticos. Y, coronando el archipiélago, la Isla de Margarita con una superficie de 1020 km², donde el abanico de playas paradisíacas que bordea el territorio insular contrasta con la serranía de la península de Macanao y el par de singulares elevaciones conocidas como las «Tetas de María Guevara».

 
Isla de Margarita, la Perla del Caribe

Qué hay en tierra insular

Antes de lanzarnos al disfrute de las aguas caribeñas, veamos qué le ofrece la Isla de Margarita al viajero, comenzando por recorrer algunos de sus centros poblados más importantes.

La Asunción

No es la ciudad más poblada. Tampoco la más extensa. Sin embargo, es la capital del estado Nueva Esparta, fundada en 1562 por el Capitán español Pedro González Cervantes de Albornoz. Un paseo por La Asunción es tema sin discusión. Allí vale la pena visitar el Castillo Santa Rosa de La Asunción o Fuerte de Santa Rosa de La Eminencia, como también se le conoce, una fortaleza edificada en el siglo XVII para proteger la ciudad del ataque de los piratas. Fue decretado Monumento Nacional en 1965. Y, desde sus puntos más elevados, la vista sobre el Valle de Santa Lucía es un verdadero espectáculo.

Casi tan antigua como la fortaleza de la capital neoespartana, frente a la Plaza Bolívar resiste, de pie, la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, antiquísima joya de la arquitectura colonial edificada a partir de 1609 por Fray Juan de Manzanillo, monje de la Orden de Santo Domingo, tras la fusión de los pueblos Santa Lucía y Villa del Espíritu Santo. Además de una histórica fortaleza y el tesoro de un antiguo santuario, La Asunción tiene el Parque Ecológico Laberinto Tropical donde opera un centro de rescate de fauna silvestre. En medio de estos espacios verdes naturales, lugareños, visitantes y turistas disfrutan caminatas, paseos con guiatura y parque acuático, entre otros atractivos para la recreación.

Porlamar

Por muchos años se consideró la capital comercial de la entidad, gracias a la declaratoria del estado Nueva Esparta como Puerto Libre, lo que impulsó la economía local en tiendas, almacenes y bodegones establecidos, principalmente, sobre el Boulevard Guevara, en las avenidas Santiago Mariño y 4 de Mayo, y en el Mercado de Conejeros, donde ir a comer sigue siendo una deliciosa aventura gastronómica.

Pampatar

Sigue siendo un acogedor pueblo de pescadores de antiguas edificaciones que contrastan con modernos restaurantes, hoteles, conjuntos residenciales y una playa bastante trajinada. Sin duda alguna, el Castillo de San Carlos de Borromeo y el antiguo santuario del Cristo del Buen Viaje son las construcciones que le imprimen el porte colonial. El fortín, el mejor conservado de la Isla de Margarita, no solo sirvió en el siglo XVII para detener a los piratas holandeses en la era hispánica, sino que además fue utilizado durante la gesta independentista. Y, la iglesia del Cristo del Buen Viaje, es el santuario donde los pescadores veneran al santo que los protege cada vez que echan el peñero al mar.

Juan Griego

Cuál es el verdadero origen del nombre adoptado por la Bahía de Juan Griego no se sabe, aunque muchos cronistas refieren que fue herencia de un marino griego abandonado por un barco pirata en las costas neoespartanas. De cualquier manera, Juan Griego es una de las ciudades más bonitas de la Isla de Margarita. Está ubicada a las orillas del mar donde hay playas para el disfrute del viajero y una fortaleza de la época colonial, el Fortín de La Galera, que mantiene bajo custodia la historia pasada que definió nuestro presente. Además, los atardeceres en Juan Griego son, sencillamente, espléndidos.

Valle del Espíritu Santo

Lo más importante de esta pequeña ciudad es la casa de la Virgen de El Valle, santa patrona del estado Nueva Esparta, de navegantes y pescadores, y de la armada venezolana, a quien fieles y devotos le celebran su cumpleaños cada 8 de septiembre en el templo más significativo de la entidad, declarado Basílica Menor por el Papa Juan Pablo II, en 1995. Quien va de visita al Valle del Espíritu Santo está invitado a dar una vuelta por el Museo Santiago Mariño, prócer de la independencia de Venezuela nacido en la localidad, donde el mobiliario y las piezas de arte rememoran tiempos pasados... Ver más sobre la Basílica Menor de Nuestra Señora Del Valle.

Playas para todos los gustos

De norte a sur, de este a oeste, Isla de Margarita es un paraíso insular con un abanico de playas paradisíacas, donde encontramos desde aguas tibias y quietas hasta las más frías y oceánicas. Hay turistas que optan por entretenerse en las playas más concurridas, aunque otros prefieren disfrutar costas más solitarias y alejadas. Todo depende de las expectativas y preferencias del visitante. Lo bueno es que la oferta está siempre disponible para complacer al viajero. Demos un recorrido por las playas más notables de Isla de Margarita, prometiéndole más adelante echar un vistazo a Isla de Coche, donde un full day o una estadía con pernocta es, indiscutiblemente, un plan muy tentador.

Hacia el norte de la isla hay pueblitos de pescadores que refieren la vocación del lugareño, quien ya se acostumbró a compartir su espacio natural con turistas que frecuentan restaurantes, hoteles y posadas, además de las espléndidas playas de aguas claras y arenas blancas que se disfrutan bajo la sombra de un cocotero.

Las más extensas y trajinadas son Playa El Agua y Playa Parguito. En ambas playas hay servicio de toldos y comida, además de alquiler de equipos para surfing aprovechando el oleaje. Bordeando la costa hacia el este se encuentra Playa El Tirano y su peculiar Cerro Guayamurí de tope aplanado. Aquí hay opciones de pernocta en habitación de hotel, servicio de restaurante y alquiler de lanchas para excursiones a los islotes de Los Frailes, donde se recomienda llevar sombrilla, hidratación y protector solar. Más abajo está Playa Guacuco con más de 2 kilómetros de costa y todos los servicios necesarios para que el turista se sienta a gusto. Los amantes del surfing también frecuentan esta playa que está a unos 8 kilómetros de la Bahía de Pampatar.

De Pampatar a El Yaque

Bordeando la Bahía de Pampatar hacia el sur está Playa Moreno, La Caracola, Laguna Blanca y El Morro, luego Bahía de Guaragua, más abajo la Isleta y la Laguna de Marites, y prácticamente frente a las instalaciones del Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño, a unos 3 kilómetros de distancia, está una de las playas más concurridas de la isla, Playa El Yaque. Sus aguas quietas, cristalinas y poco profundas la convierten en un atractivo para las familias con niños pequeños, mientras sus vientos sostenidos la señalan como el paraíso de los amantes del Kitesurf y el Windsurf. Tiene servicio de toldos y restaurante, así como instructores y alquiler de equipos para la práctica de los deportes acuáticos.

Hacia la Península de Macanao

Bajando hacia el oeste de Isla de Margarita está la Península de Macanao con atractivos turísticos muy peculiares. Entrando a esta zona insular está Boca del Río, un pueblito de pescadores donde el viajero puede visitar el Museo Marino de Margarita, para admirar de cerca el enorme esqueleto de una ballena, perlas, peces, corales, tortugas marinas y demás representantes del mundo subacuático.

Entre las mejores playas de la Península de Macanao destaca Punta Arenas, ubicada en el extremo oeste de la Isla de Margarita. Es una playa muy apreciada por su arena finita y blanquísima, y sus aguas claras aunque bastante frías. Playa Pared es otra de las playas que suelen visitar los turistas más arriesgados, pues aun cuando es un paraíso que vale la pena disfrutar, es bastante solitaria porque no es de fácil acceso y está bastante distante de cualquier centro poblado.

De paseo por La Restinga

La Laguna de La Restinga fue declarada parque nacional el 6 de febrero de 1974, para proteger el ecosistema marino donde abunda una valiosísima población de manglares. Lugareños, visitantes y turistas deben respetar las normas de este espacio natural protegido, mientras disfrutan del paseo en lancha a través de los canales que conducen hacia una hermosa playa con olas y arena gruesa. Hay servicio de toldos y restaurantes que ofrecen delicias del mar.

En las playas de Juan Griego

Playa La Galera es una de las favoritas de las familias con niños pequeños, pues es de las más quietas de las que están localizadas cerquita de Juan Griego, al norte de la Isla de Margarita. Hay servicio de toldos, comida y alquiler de motos de agua, otro de los deportes acuáticos más solicitados por los turistas. Playa Caribe está un poco más al norte, también muy cerca de Juan Griego, es más profunda que La Galera y cuando el viento sopla fuerte los surfistas se la gozan. Hay servicio de toldos y comida. Y, si de hermosos atardeceres se trata, este es un buen lugar para disfrutar el ocaso.

De Pedro González a Punta Manzanillo

Ya casi en el extremo norte de la Isla de Margarita está Pedro González, otro pueblito de pescadores con dos espléndidas playas, Puerto Cruz y Guayacán. Y, ya en el tope superior, está Punta Manzanillo con una hermosa bahía con playa de arenas blancas, y aguas oceánicas frías y profundas. Hay servicio de toldos, comidas y alquiler de lanchas para el traslado a otras playas donde los amantes del mundo submarino pueden practicar buceo y snorkeling.

Cerrando en Cabo Negro

Y, como en la Isla de Margarita todo vale la pena vivirlo y disfrutarlo, Cabo Negro no se queda por fuera. Así es que estando de visita en Punta Manzanillo, es facilito llegar a pie bordeando la orilla de la playa, hasta uno de los lugares más alucinantes de la Perla del Caribe. ¡No se lo pierdan!

Paseíto a isla de coche

Para disfrutar de las playas de este paraíso caribeño ubicado cerquita de la Isla de Margarita, basta contratar un servicio de traslado en ferry, lancha, yate, velero, catamarán o peñero. Hay operadoras turísticas que ofrecen desde un sencillo full day hasta excelentes paquetes turísticos que además incluyen pernocta, comidas, actividades recreativas y una variedad de deportes acuáticos... Ver más sobre Coche

Cómo llegar a Isla de Margarita

A la «Perla del Caribe», como se le nombra a Isla de Margarita por sus ya agotados bancos de perlas, se llega por aire o por mar. Tanto avionetas privadas como vuelos comerciales que parten desde algunas ciudades del país, aterrizan en el Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño, ubicado a unos 20 kilómetros tanto del puerto de Punta de Piedras como de la ciudad de Porlamar, aunque en direcciones opuestas. Una opción muy atractiva es navegar en embarcación privada hasta la isla, pero también hay servicio de Ferry y lancha rápida desde Puerto La Cruz en el estado Anzoátegui, y Cumaná en el estado Sucre, atracando en el puerto de Punta de Piedras.

Un consejo para cerrar

Visitante que vaya solo o acompañado, por cuenta propia o contratando alguna operadora turística, además de tener siempre presente el respeto por las personas y la naturaleza, debe recordar que en el Caribe el Sol no perdona. Lo ideal es preguntar si hay servicio de toldos, sillas e hidratación en el destino elegido, y nunca olvidar incluir en la maleta de viaje un par de lentes oscuros, un sombrerito y el mejor protector solar disponible en el mercado.

 

Por favor, Haga sus Comentarios