Estado Anzoátegui

Capital Barcelona

Mantiene bajo custodia la historia ancestral de sus valientes aborígenes, la herencia arqueológica de la época colonial, las memorias de la lucha independentista y una diversidad de atractivos naturales como las más paradisíacas playas del oriente venezolano

Estado Anzoátegui, Capital Barcelona | Portal de Turismo de Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Varios
Texto de: TurismoVenezuela.info Redactado por la Licenciada Adriana Boccalon
Calificación: 95 de 100 basado en 18 valoraciones de los usuarios

Introducción

Cumanagotos, Guaiqueríes, Palenques, Píritus, Pariagotos y Caribes -ahora Kariñas- representaban el grueso de la población indígena que compartía el primitivo territorio de lo que hoy conocemos como estado Anzoátegui. Antes de la llegada de los colonizadores españoles, y misioneros franciscanos y capuchinos, cada grupo aborigen tenía su propia lengua, costumbres, rituales y creencias, y solo utilizaba arcos, flechas y garrotes para pescar, cazar y defenderse de las bestias salvajes. Pero, poco después de la llegada de Colón a los acantilados del golfo de Paria, los valientes nativos se vieron forzados a desenfundar tan rudimentario armamento para confrontar a los intrusos armados con fusiles y cañones.

La historia refiere que la pandilla de colonos llegó a costas venezolanas en agosto de 1498 a bordo de La Pinta, La Niña y la Santa María. Sin embargo, no fue sino hasta 1535 cuando los conquistadores hispánicos Juan Fernández de Alderete y Martín Nieto pisaron por primera vez las tierras anzoatiguenses, donde muchos años más tarde se fundaría la ciudad de Barcelona. El Morro de Maracapana -ahora Morro de Lechería- primero fue utilizado por los emisarios de la corona española como paso a tierra firme, y luego, entre 1536 y 1544, como fortín para vigilar el tránsito de embarcaciones enemigas.

Prolífica son las crónicas que recrean la etapa de conquista de territorios y reducción de indígenas en el nuevo mundo. Cruentas fueron las batallas libradas en suelo anzoatiguense donde la Colonia fundó la Provincia de Nueva Andalucía, más tarde Provincia de Cumaná. Aun cuando finalmente el aborigen sucumbió al yugo de guerreros y misioneros españoles, hoy en día los pueblos de la etnia Kariña repartidos entre los estados Anzoátegui y Bolívar, nos hablan de la sobrevivencia de la «endemoniada raza indígena americana», tal como algunos autores definen al indio Caribe.

 
Capital Brcelona

Anzoátegui, gesta patriótica

El vocablo Anzoátegui de origen vasco significa «Saúco» Sambucus nigra, especie de arbusto ornamental de la familia de las Caprifoleáceas de hojas pequeñas, tallo ramificado y fruto carnoso color negruzco con propiedades medicinales. Además, nos refiere al Patriota «José Antonio Cayetano de la Trinidad Anzoátegui Hernández», destacado prócer del proceso de independencia de Venezuela y Colombia. Nació el 14 de noviembre de 1789 en la calle El Socorro de Barcelona y murió en Pamplona, Colombia, el 15 de noviembre de 1819. A pesar de haber vivido solo 30 años, lideró importantes combates contra los realistas, acompañó al Libertador Simón Bolívar en batallas decisivas y fue jefe de su Guardia de Honor.

También conocido como el «Héroe de Boyacá», José Antonio Anzoátegui fue uno de los principales promotores de la independencia de la Provincia de Barcelona creada en 1810, una de las siete que suscribirían la Declaración de Independencia el 5 de julio de 1811. Para rendir honor a su hijo ilustre, el 5 de agosto de 1909 Juan Vicente Gómez creó el estado Anzoátegui que limita al norte con el Mar Caribe, al este con los estados Sucre y Monagas, al sur con el río Orinoco y al oeste con los estados Guárico y Miranda. Se extiende sobre 43.300 km², ocupa 4.7% del territorio nacional y tiene 1.440.875 almas según censo 2011.

 

De Barcelona y otras ciudades

Nueva Barcelona del Cerro Santo es la capital del estado Anzoátegui. Su primera fundación se remonta al 12 de febrero de 1638, cuando el conquistador catalán Joan Orpín la bautizó con el nombre de su ciudad natal, la Barcelona española. Años más tarde, en 1671, el entonces gobernador Sancho Fernández de Angulo refundó la ciudad, pero a dos kilómetros al sur de su ubicación original.

Puerto La Cruz -junto a Barcelona, Lechería que es el municipio más pequeño del país con apenas 12 km² y Guanta- conforma el área urbana más importante del estado Anzoátegui. Las crónicas no apuntan la fecha exacta de la fundación de esta ciudad turística que, entre otros atractivos, incluye el Paseo de la Cruz y el Mar, mejor conocido como Paseo Colón, bulevar de dos kilómetros de largo que bordea parte de bahía de Pozuelos, donde visitantes y turistas disfrutan de playas, centros de arte, museos, tiendas, bares y restaurantes.

Entre otras poblaciones destacan Píritu y Puerto Píritu que conforman un área urbana con historia y atractivo turístico. Clarines, capital oriental del queso homónimo, fue fundada en 1674 como San Antonio de Padua de Clarines. De calles empedradas, techos rojos y una iglesia ícono de la arquitectura religiosa colonial en Venezuela, esta ciudad es Patrimonio Histórico Nacional desde 1960. Además, destaca El Tigre, ciudad fundada el 23 de febrero de 1933 para darle infraestructura urbana a la actividad petrolera del oriente del país.

Guanta, bautizada con este nombre para honrar al Cacique Guanta que defendió aquel territorio durante la época de la colonización, no solo alberga uno de nuestros más importantes puertos comerciales, sino que además es puerta de entrada a uno de los más espectaculares espacios naturales protegidos del país, el Parque Nacional Mochima.

De qué viven en Anzoátegui

La producción de hidrocarburos es el principal soporte de la economía regional. El 14 de agosto de 1990 comenzó a operar el «Complejo Petroquímico General de División José Antonio Anzoátegui», ubicado en el sector Jose entre Píritu y Barcelona con una superficie de 740 hectáreas, donde operan empresas asociadas a la fase de extracción y refinación de petróleo, y producción de gas natural y sus derivados.

Destaca además el aprovechamiento de otros minerales como arenas, rocas, piedras y carbón; la industria pesquera, la agricultura para la producción de algodón, maní, batata, yuca, ñame y ocumo; la ganadería bovina, caprina y la avicultura; y la explotación del aceituno, araguaney, ceiba, cují, jobo y otras especies forestales ​propias del clima tropical del estado Anzoátegui, donde los ríos Unare, Neverí, Morichal Largo, Pao, Tigre, Amana, Aragüita, Caris, Guanipa, Güere, Guario y Zuata, entre otros, hidratan las tierras en época de lluvia, y nutren las lagunas de Unare y Píritu donde abundan los manglares.

El turismo también impulsa la economía regional. Sobre una extensión de 43.300 Km2 el estado Anzoátegui no solo mantiene bajo custodia la historia ancestral de sus primeros habitantes, la herencia arqueológica de la época colonial y los vestigios de la lucha independentista, sino que además alberga en su geografía un sinfín de atractivos naturales como llanuras, cerros, ríos y lagunas, y kilómetros de costas con paradisíacas islas, golfos, playas, balnearios y ensenadas, agregando a la lista el magnífico Parque Nacional Mochima.

Patrimonio natural marino

Compartiendo un espléndido escenario natural con el estado Sucre, el 19 de diciembre de 1973 se creó el Parque Nacional Mochima sobre una superficie de 94.935 hectáreas donde se alzan las islas Chimanas, Mono, Picuda Grande, Caracas, Venado y Borracha, así como zonas de montaña con playas, golfos, ensenadas y acantilados. La vegetación es tan variada que incluye desde cactus y cardones, arbustos como el cují y árboles como el araguaney, hasta distintas especies de manglares.

Su fauna también es versátil. En tierra insular solo hay iguanas y lagartijas, pero en la costa abundan especies como sardina, carite, jurel, cataco, lamparosa, lebranche, lisa, atún, mojarra y róbalo, en aguas profundas corocoro, pargo, mero, curvina, cazón, roncador, tintorera y viuda, y moluscos y crustáceos hacen de las ensenadas su hábitat. Además, es reservorio de aves marinas como tijereta de mar, gaviota y alcatraz; paraulata, paloma maraquera, conoto y guacharaca. Y aunque los mamíferos escasean, en zonas nubladas hay cachicamo, lapa, jaguar, zorro y mono capuchino.

Fogón oriental

La gastronomía anzoatiguense es tan diversa que puede deleitar cualquier paladar. La oferta incluye variedad de especies marinas fritas, asadas y a la parrilla, hervido de pescado o de res y el sancocho barinense adaptado a la región oriental. Otra delicia típica es la cacerola de mariscos o el «vuelve a la vida» con presuntos poderes afrodisíacos, las huevas de lisa, el famoso pastel de morrocoy típico de Semana Santa, el pastel de chucho y el talkarí de chivo. Casabe, empanadas de cazón y cachapas con queso son degustación de rigor.

Agua de coco, guarapo de piña, papelón con limón o un trago de ron con poncigué son las bebidas para acompañar una buena comida oriental. Y, a modo de postre, la oferta incluye un trozo de majarete, un platico de arroz con coco, una ración de buñuelo de yuca con melado, un dulcito de lechosa o de merey, o quizás una porción de torta de auyama.

PATRIMONIO HISTÓRICO CULTURAL

Aunque hay mucho más, solo echaremos un vistazo a los lugares más representativos que mantienen bajo custodia la memoria ancestral de un pueblo repleto de historia.

Ruinas de la Casa Fuerte

Fue el Convento de Recoletos de San Francisco de Asís hasta 1811, cuando fue ocupado a la fuerza por el ejército patriota para defender la ciudad de los ataques realistas. Está en la Av. 5 de julio de Barcelona. Las ruinas de este monumento religioso que funciona como museo, fueron declaradas Patrimonio Histórico Nacional en 1960.

Catedral de Barcelona

Al igual que el convento franciscano, la Catedral de San Cristóbal de Barcelona también fue fundada en 1748. Ubicada frente a la Plaza Boyacá, se dice que bajo su altar mayor reposan los restos mortales de San Severino, San Eustaquio, San Facundo, San Pedro Alcántara, San Pacífico, San Anastasio y San Pascual Bailón.

Fortín de la Magdalena

Narra la historia que Magdalena era una indígena tan amistosa con los conquistadores españoles, que logró que bautizaran con su nombre el fortín construido en 1794 en el Morro de Lechería, desde donde podían defenderse de los corsarios franceses e ingleses.

Museo de la Tradición

Encierra una historia ancestral resumida en 400 piezas de arte indígena y culto religioso de los siglos XVII, XVIII y XIX. Está ubicado en una antiquísima casa construida en 1671 en el centro de Barcelona, también se conoce como Museo de Anzoátegui y la entrada es libre.

Teatro Cajigal

Esta joya arquitectónica de arquitectura neoclásica, inaugurada el 3 de febrero de 1895, es uno de los recintos teatrales más hermosos del oriente venezolano. Está ubicado en la calle Carabobo de Barcelona, frente a la Plaza Rolando.

Basílica del Cristo de Jose

No hay turista que se resista a visitar la Basílica del Cristo de Jose, Monumento Diocesano del estado Anzoátegui desde el 20 de noviembre de 1994. Ubicada sobre la carretera a 30 kilómetros de Puerto La Cruz, este templo con historia de ciencia ficción tiene el Cristo más robusto de toda la sacralidad, cuya imagen también fue declarada patrimonio del estado Anzoátegui.

Salón de Actos Anzoátegui

Y aunque esta edificación es mucho más reciente -su construcción data de 1954- vale la pena mencionarla porque allí está bajo custodia la partida de nacimiento original del prócer José Antonio Anzoátegui. Se localiza en Av. 5 de Julio con Calle Anzoátegui, en Barcelona.

TRADICIONES, MITOS Y LEYENDAS

El folklore del estado Anzoátegui tiene bailes y cantos muy populares, como por ejemplo la fiesta del «Akaatompo» de las comunidades de la etnia Kariña, que cada 2 de noviembre celebran con música y danzas el regreso del espíritu de sus difuntos al plano terrenal.

El Mare-Mare también es un ritual de los descendientes de los indios Caribes. Cuenta la leyenda que el Cacique Mare-Mare murió lejos de su hogar y fue enterrado sin los honores que merecía. Para reparar el daño, el pueblo Kariña peregrinaba cada año al lugar donde reposaban sus restos mortales, hasta que aquella ceremonia se convirtió en una fiesta animada con cantos y acordes de flauta, pitos y tambores, para celebrar a sus héroes celestiales que sirven de modelo a sus descendientes.

CÓMO LLEGAR

• Por vía aérea utilizando los servicios del aeropuerto internacional General José Antonio Anzoátegui ubicado en Barcelona.

• Por vía terrestre desde Caracas por la Troncal 19 que atraviesa el estado Anzoátegui de oeste a este, o desde Ciudad Bolívar por la Troncal 16 que lo atraviesa de norte a sur.

• Por vía marítima hay múltiples opciones. Se puede abordar una embarcación en el puerto Eulalio Buroz de Puerto La Cruz, para visitar el destino turístico de su preferencia.

 

Por favor, Haga sus Comentarios