Estado Carabobo, Capital Valencia

Tierra de libertades

Sobre las tierras carabobeñas hay mucho que contar, pero de entrada vale la pena destacar que, según jerarquización de la Unesco, la Guardia de Honor del Conjunto Monumental Campo de Carabobo ocupa el 5to. lugar de prestigio entre las 125 que existen en el mundo

Estado Carabobo, Capital Valencia | Turismo en Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Internet

Introducción

Roma, Italia. Corría el mes de agosto de 1805. Simón Bolívar, acompañado por su maestro Simón Rodríguez, escalaba hasta la cima del Monte Sacro donde juraría no dejar jamás su alma en reposo, mientras no liberara a América de la dominación española. «Cuando la tiranía se hace ley, la rebelión es un derecho». Así reza una de las tantas frases célebres del Libertador de la Patria, quien, junto a su intrépido contingente patriótico, enfrentó con valentía al ejército realista de Miguel de la Torre el 24 de junio de 1821, librando una de las más significativas acciones militares de la gesta independentista, la Batalla de Carabobo.

Este enfrentamiento bélico que respondía al juramento de Simón Bolívar y fue decisivo para liberar a Venezuela del yugo español, ocurrió en las inmediaciones del territorio que hoy ocupa el estado Carabobo. Esta entidad con ubicación privilegiada en el centro del país limita al norte con el Mar Caribe, al sur con los estados Cojedes y Guárico, al este con Aragua y al oeste con el estado Yaracuy. Algunos cronistas refieren que su nombre deriva de la fusión de voces indígenas de la lengua arawaca. «Karau» que significa sabana y «Bo» que quiere decir agua, vocablo que repetido funciona como superlativo. Carabobo sería entonces una «Sabana de Aguas» y, por supuesto, de tierras fértiles.

 
Capital Valencia

Epicentro aborigen

Carabobo fue punto de encuentro para diversos grupos aborígenes. Unos eran nativos locales, otros llegaron del Caribe y del río Orinoco. La fusión de ritos, creencias y costumbres formaron la «cultura valencioide» propia del indígena establecido en las inmediaciones del Lago de Valencia. Las crónicas apuntan a Jiraharas, Araucas, Tacariguas, Guayamures, Guaiqueríes, Taraimanas y Caribes como las familias étnicas que poblaban la zona en la era precolombina. Aunque no hay testigos mortales de aquella civilización ancestral, sus huellas quedaron impresas en trozos de piezas utilitarias y expresivos petroglifos que delatan su vocación por la caza, la pesca, la recolección, la agricultura de conuco y el comercio.

 

Reducción indígena

Cristóbal Colón llegó a Venezuela por el delta del Orinoco, el 2 de agosto de 1498. Justo un año después, en agosto de 1499, el primer emisario de la corona española que puso un pie en tierras carabobeñas fue Alonso de Ojeda. Relata la historia que este navegante y explorador hispano dirigió fuertes enfrentamientos contra los aborígenes, a quienes se les ha descrito como una «horda de caníbales» que, envalentonados, defendieron a muerte su territorio. Pero al final de los días los indios fueron sometidos, esclavizados y catequizados. Así funcionó la colonización en América, y los espacios que actualmente ocupa el estado Carabobo, jamás fueron excluidos de esta aventura plagada de atropellos.

Aunque Alonso de Ojeda tenía la potestad, fue Juan de Villegas quien fundó Nuestra Señora de la Concepción de Borburata, primer poblado colonial de Carabobo, el 25 de febrero de 1548. El objetivo era evitar que piratas franceses se apoderaran de tierras con especial vocación agropecuaria, que para mayor privilegio estaban muy cerca de las costas porteñas. Según crónicas de la Academia Nacional de la Historia, Vicente Díaz, compañero de expedición de Villegas, arreó ganado desde Isla de Margarita hasta Borburata. Durante tan largo trayecto no solo encaró la resistencia indígena, sino levantó un hato ganadero sobre los pastizales donde el capitán Alonso Díaz Moreno, el 25 de marzo de 1555, fundó Nuestra Señora de la Anunciación de la Nueva Valencia del Rey, actual capital del estado Carabobo.

Monopolio español

La zona estuvo muy revuelta durante más de un siglo. Mientras los pueblos aborígenes más frágiles sucumbieron pronto al yugo español, los más guerreros se mantuvieron en pie de lucha tratando de mantener intacta su raza, sus costumbres y sus territorios. Entretanto, los piratas ingleses obligaban a los colonizadores a comprar su mercancía más preciada, abultados contingentes de esclavos africanos, bajo la amenaza de penetrar las tierras que, según la leyenda que corría por aquellos tiempos, los conduciría a El Dorado. Para aquel entonces, además de indios, españoles y negros, la mezcla de razas ya había parido mulatos, zambos y mestizos.

En algún zambo cimarrón como Andrés López del Rosario, apodado «Andresote, azote del Rey», la herencia genética del negro esclavizado y la india abusada desestabilizó el orden impuesto para evitar el contrabando de cacao y tabaco que, personajes como este indómito valenciano, mantenía con piratas holandeses establecidos en Curazao. El tránsito ilícito de mercancía dominaba la costa carabobeña afectando el propósito de la corona española que, en 1728, autorizó a la Real Compañía Guipuzcoana a establecer un esquema de intercambio comercial exclusivo entre España y la Provincia de Venezuela. Para tales fines se edificó Puerto Cabello, Fortín Solano y el Castillo de San Felipe. La Guipuzcoana operó hasta 1781.

Gesta Independentista

La Casa de La Estrella, en Valencia, fue testigo de dos hechos muy significativos en la gesta independentista. Primero, la declaración de la independencia de Venezuela el 19 de abril de 1810, y segundo, la firma del Acta de Declaración de la Independencia el 5 de julio de 1811. Así comenzó una lucha armada que duró más de 10 años, hasta el 24 de junio de 1821 cuando el ejército comandado por Simón Bolívar venció al contingente realista en el Campo de Carabobo. Derrotadas, las tropas españolas se atrincheraron en el Castillo San Felipe hasta el 10 de noviembre de 1823, cuando se libró la Batalla Naval del Lago de Maracaibo y se procedió a la toma definitiva de las fortalezas de Puerto Cabello.

El 24 de junio de 1824 se creó la Provincia de Carabobo integrada por Valencia capital, Puerto Cabello, Ocumare, San Carlos, Pao, Nirgua, Barquisimeto, Quíbor, San Felipe, Tocuyo, Yaritagua y Carora. Luego, el 6 de mayo de 1830, el Congreso de Valencia decretó la separación de Venezuela de la Gran Colombia y elevó la ciudad sede a la categoría de capital de la nueva República. Vale destacar que Valencia fue capital de la nación tres veces. La primera vez en 1812, luego en 1830 y más tarde en 1858 cuando triunfó la Revolución de Marzo. Después de reformas político-territoriales y ajustes limítrofes, el 27 de abril de 1881 se creó el estado Carabobo que mantiene su geografía actual desde 1933.

Patrimonio histórico cultural

El estado Carabobo y su Valencia del Rey son territorios que encierran historias que dejaron huellas indelebles. Estos son algunos de los vestigios de un tiempo pasado que marcó el presente del país.

Museo Casa de la Estrella

Ubicada en el casco central de Valencia, esta antigua edificación colonial fue dos veces sede de la presidencia de la República y declarada Monumento Histórico Nacional en febrero de 1980.

Museo Casa Páez

Los cronistas refieren que esta edificación ubicada en el casco central de Valencia fue habitada por José Antonio Páez en 1830, cuando comenzó a fungir como presidente de la República. Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1965.

Palacio de los Iturriza

También se conoce como Quinta La Isabela, edificación colonial que data de 1877, actualmente sede del Museo de Valencia y Monumento Histórico Nacional desde 1981.

Museo Casa de los Celis

Es una de las mejores exponentes de la arquitectura colombina ubicada en los alrededores del casco central de Valencia. Tiene bajo su custodia muestras de arte indígena y colonial, y es Monumento Histórico Nacional desde 1964.

Teatro Municipal de Valencia

Monumento Histórico Nacional desde 1964, esta réplica del Teatro de la Ópera de París diseñada por el arquitecto Antonio Malaussena, se encuentra de pie en la Calle Colombia con Carabobo desde 1892.

Agrupación «La Verde Clarita»

Esta agrupación de parranda musical fundada en 1941 en los alrededores de Central Tacarigua es Patrimonio Artístico Cultural de Carabobo desde 1992 y Patrimonio Cultural del Caribe, según decreto de la Unesco.

Campo de Carabobo

El Conjunto Monumental Campo de Carabobo fue declarado Monumento Histórico Nacional y Sitio de Patrimonio Histórico el 3 de julio de 1961. Su Guardia de Honor, que protege las instalaciones y honra a los soldados caídos, viste el mismo tipo de uniforme de la época. La ceremonia se realiza a diario con el debido protocolo entre seis de la mañana y seis de la tarde. Según jerarquización de la Unesco, nuestra guardia de honor ocupa el 5to. lugar de prestigio entre las 125 del mundo. En primer lugar, destaca la Guardia Suiza del Vaticano, luego la Guardia Real del Palacio de Buckinghan, más atrás la Guardia del Cementerio Militar de los Estados Unidos seguida por la Guardia de la tumba de Lenin en Moscú, y finalmente nuestra Guardia de Honor del Campo de Carabobo.

Patrimonio Natural

Tres hoyas hidrográficas bañan las tierras fértiles del estado Carabobo. La cuenca del Caribe con ríos que nacen en la Cordillera de la Costa, la cuenca del Atlántico con caudales que vierten sus aguas en ríos que desembocan en el Orinoco y la cuenca del Lago de Valencia sin salida al mar. Esta última, rodeada de centros poblados como Valencia y Maracay, Mariara, San Joaquín, Güigüe, Guacara y Palo Negro, se ha convertido en vertedero de basura y aguas residuales sin procesar, con la consecuente pérdida de sus naturales recursos ecológicos, y flora y fauna en riesgo de extinción.

Parque Nacional San Esteban

Estos espacios verdes sobre 44.500 hectáreas fueron creados el 14 de enero de 1987 para proteger y preservar los recursos biológicos, culturales, históricos y escénicos de una región que incluye ríos tan importantes como el Patanemo, Borburata, San Esteban, Goigoaza, San Diego y Vigirima, materia prima del agua potable para el carabobeño y caudal esencial para la recuperación del Lago de Valencia. Su vegetación es abundante y tupida con formaciones de mangle rojo, y palmas como la macanilla y caña de molinillo. Sobre sus tierras habitan dantos, pumas, jaguares, perezas de tres dedos, caimanes, corales, mapanares y aves el paují copete de piedra. Veamos algunos atractivos del Parque Nacional San Esteban. + Info Sobre el Parque Nacioal

Parque Nacional Henri Pittier

Es el parque nacional más antiguo del país, creado en 1937 con el nombre de Rancho Grande, hasta 1953 cuando fue rebautizado como Parque Nacional Henri Pittier en honor al botánico suizo que clasificó más de 30 mil especies de plantas en el país. Tiene una superficie total de 107.800 hectáreas, y aunque ocupa principalmente tierras aragüeñas, se extiende sobre una pequeña porción de la serranía carabobeña. + Info Sobre el Parque Nacioal

Otros sitios de interés turístico

Fortín Solano

Fortaleza militar edificada en 1763 sobre la Cresta del Vigía, para evitar la invasión de los barcos piratas y proteger el Camino de los Españoles por donde se trasladaba mercancía entre Puerto Cabello y Valencia. Allí estuvo presa la prócer Luisa Cáceres de Arismendi.

El Camino de los Españoles

Su construcción fue decretada en 1761 para facilitar el comercio de cacao y café, que entonces eran los principales productos de exportación de la región. A lo largo de su trayecto se pueden observar los petroglifos que delatan la ancestral presencia aborigen.

Puente Ojival de Paso Hondo

Las crónicas del historiador Asdrúbal González refieren que este puente se construyó entre 1807 y 1888. Su peculiar forma ojival llama la atención de visitantes y turistas que se desplazan dentro del Parque Nacional San Esteban.

Casa de Bartolomé Salom

Relata la historia que esta fue la vivienda que habitó el general en jefe Bartolomé Salom, quien la recibió como obsequio del Libertador Simón Bolívar, por su destacado desempeño durante la lucha por la independencia.

Museo de Arqueología

Este museo no está enmarcado entre cuatro paredes. Es un área al aire libre que abarca alrededor de 26 yacimientos con más de 200 piedras grabadas, cuyos diseños hablan de las costumbres, cultura e historia de civilizaciones ancestrales.

Arrecifes coralinos de isla Larga

El Parque Nacional San esteban abarca varias islas donde se puede practicar montañismo, buceo, snorkel y submarinismo, entre las que destaca Isla Larga por sus aguas cristalinas y su espectacular arrecife de corales, entre otras bellezas.

Termas de Las Trincheras

El 10 de enero de 1889 se fundó el Centro Termal Las Trincheras a pocos kilómetros de la ciudad de Valencia, tomando la vía hacia Puerto Cabello. Las aguas termales del estado Carabobo han sido calificadas como una de las mejores del mundo por sus elevadas temperaturas y su riquísima composición mineral que aporta beneficios a la salud.

+ atractivos de interés

• Plaza de Toros Monumental de Valencia inaugurada en 1968 con aforo de casi 25 mil personas, funciona además como escenario para otro tipo de espectáculo público.

• Parque Fernando Peñalver está ubicado en las márgenes del río Cabriales, en Valencia. Tiene 21 km² con áreas para entretenimiento, recreación, actividad física y relajación.

• Acuario de Valencia fue inaugurado, en su primera etapa, el 21 de diciembre de 1975. Además de la colección científica de especies de fauna autóctona, tiene acuario, terrario, serpentario, zoológico y un llamativo show de toninas.

• Abadía San José de Güigüe es un monasterio benedictino con una edificación diseñada por Jesús Tenreiro Degwitz, venezolano que recibió el Premio Nacional de Arquitectura en 1991.

Sustento De Carabobo

La vocación de los suelos carabobeños siempre fue agrícola, y aun cuando sus tierras ubicadas alrededor del Lago de Valencia siguen siendo productivas para el cultivo de cacao, tabaco y hortalizas, el urbanismo de las ciudades más importantes anuló la tendencia natural. La ganadería bovina y porcina, así como la producción de pollos, destaca entre las actividades pecuarias de la entidad, donde también hay vocación para la pesca en las zonas costeras. Además, hay industrias de alimentos, textiles, metalmecánicos, automotores, construcción, productos químicos y derivados del petróleo, asentadas principalmente en Valencia, Puerto Cabello, Morón, Guacara, San Joaquín y Los Guayos.

En el Complejo Petroquímico Morón se producen y comercializan productos petroquímicos para satisfacer las necesidades de los mercados nacional e internacional, mientras en la Refinería El Palito se procesa el crudo para producir gasolina y sus derivados. La arcilla de alfarería, arenas, mármoles y serpentinas, destacan entre otros recursos minerales del estado Carabobo, así como el aprovechamiento de especies maderables como algarrobo, apamate, caobo, cedro, guamo Samán y su emblemático árbol camoruco.

La Mejor Gastronomía

En el estado Carabobo se come muy bien. Hay para todos los gustos. En la costa destaca el pescado frito acompañado con tostones y ensalada, o un buen sancocho de pargo o mero, mientras el fogón sabanero se luce con carne en vara, cachapas y hallaquitas aliñadas. Pero, lo más típico de la zona son las «Panelitas de San Joaquín» con más de 100 años de historia, tradición declarada Patrimonio Cultural del estado Carabobo, y el delicioso ponche «Leche e´ burra» que los expertos preparan en el pueblo de San Esteban con huevos, azúcar, canela, cocuy de penca, leche condensada, vainilla y clavitos de olor, entre otros ingredientes que le dan el toque especial.

Tres Destacadas Tradiciones

• La Bendición del Mar es una fiesta eucarística que congrega a propios y visitantes en el malecón de Puerto Cabello cada domingo de Resurrección, para escuchar la Santa Misa que oficia la máxima autoridad eclesiástica para bendecir las aguas del mar Caribe.

• La Fiesta de Los Pastores de Aguas Calientes se ha celebrado cada 1° de diciembre desde hace más de 250 años. Esta manifestación folclórica es Patrimonio Histórico Cultural de Carabobo y se caracteriza porque los hombres se visten de mujeres para el tradicional baile.

• La Hamaca es un baile muy divertido que cada lunes de Carnaval dramatiza el arrebato de celos que sufre un negro en un entierro, cuando descubre la infidelidad de su compañera con el fallecido. La tradición se remonta a inicios del siglo XIX cuando llegaron inmigrantes curazoleños a los barrios de Puerto Cabello.

 

Por favor, Haga sus Comentarios