Distrito Capital

Caracas, sede de los poderes públicos

El territorio que ocupa esta entidad es bastante reducido con respecto a otros estados del país, pero es el que más patrimonio histórico y cultural mantiene bajo su custodia

Distrito Capital: Caracas, Sede de los poderes públicos | Portal de Turismo de Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Varios
Texto de: TurismoVenezuela.info Redactado por la Licenciada Adriana Boccalon
Calificación: 91 de 100 basado en 41 valoraciones de los usuarios

Introducción

Sobre un extenso valle de la cordillera central al norte del país, y separado de las costas del Mar Caribe por el magnífico Cerro El Ávila, se alza en privilegiada ubicación el Distrito Capital de Venezuela. Esta entidad federal con un solo municipio autónomo y 22 parroquias civiles, es asiento de los poderes públicos nacionales y de la ciudad capital de Caracas. Nombrado como Distrito Federal hasta el año 1999, el Distrito Capital abarca una superficie de 438 km². Limita al norte con el estado Vargas, al sur y al este con Miranda, y al oeste con los estados Vargas y Miranda.

Los emisarios de la corona española descubrieron tierras venezolanas en 1498, cuando llegaron a «Isla de La Margarita», que junto a Coche y Cubagua integra el estado Nueva Esparta. Transcurrieron algunos años antes que la colonización se expandiera hacia otras regiones del país. Fue en 1558 cuando iniciaron la conquista del espacio geográfico que hoy ocupa el Distrito Capital, entonces habitado, principalmente, por aborígenes de la etnia Caribe que llegaron a tierra firme desde algunas islas de las Antillas. De la herencia indígena local restan nombres de ríos y quebradas como Macarao, Caurimare, Catuche, Tocome, Caroata, Anauco, Chacaíto y, entre otros, el río Guaire que atraviesa el valle de Caracas.

Reseñan las crónicas que la conquista en la región no resultó tan complicada como en otras zonas del país. Los españoles ya sabían cómo dominar al indígena Caribe, cuyas familias también habitaban isla de Cubagua o Nueva Cádiz, colonizada a partir de 1528. El legado aborigen incluye a las tribus Los Caracas asentadas en la zona, quienes heredaron su nombre a la ciudad fundada el 25 de julio de 1567 como Santiago de León de Caracas, por el capitán Diego de Lozada. Por su conveniente ubicación cerca de la costa, sobre un valle entre montañas, en 1577 se alzó como capital administrativa de la Provincia de Venezuela.

 
Caracas, Sede de los poderes públicos

Cronología en Breve

Una década después de su fundación, Santiago de León de Caracas se convirtió en la tercera capital de la Provincia de Venezuela. Vale recordar que sus antecesoras fueron la ciudad de Coro, estado Falcón, de 1527 a 1546, y luego El Tocuyo, estado Lara, entre 1547 y 1577. Gracias a su nueva designación, no solo se convirtió en la sede del primer Gobernador de la Provincia de Venezuela, sino que además su territorio se extendió de este a oeste hasta los valles de Caucagua y Carora, y de norte a sur desde el mar Caribe hasta las llanuras de Calabozo.

En 1777 se creó la Capitanía General de Venezuela con autoridad sobre las Provincias de Cumaná, Guayana, Maracaibo, Margarita y Trinidad. Luego, en 1821, las provincias de Caracas y Barinas formaron el Departamento de Venezuela de la República de Colombia. En 1830, tras la separación del territorio venezolano de la Gran Colombia, Caracas se convirtió en capital de la República de Venezuela. Más tarde, en 1848, se crearon las Provincias de Aragua y Guárico con una parte del territorio de la Provincia de Caracas que, en 1863, fue nombrada como estado Caracas. Un año más tarde, en 1864, se creó el Distrito Federal integrado, provisionalmente, con los cantones de Maiquetía, La Guaira y Caracas.

En 1868 se disolvió el Distrito Federal y su territorio formó parte del estado Bolívar. En 1872 se restableció. En 1894 se promulgó la primera Ley Orgánica para el Distrito Federal. En 1901 quedó integrado por Caracas capital y las parroquias de El Valle, El Recreo, Antímano, Macarao, La Guaira, Maiquetía y Macuto. En 1906 se sumaron los Departamentos Libertador y Vargas, Guaicaipuro y Sucre del estado Miranda, y Nueva Esparta. En 1909 el Distrito Federal quedó integrado solo por los Departamentos Libertador y Vargas. En 1998, con la creación del estado Vargas, el territorio del Distrito Federal se redujo al municipio Libertador. Y, en 1999 se cambió la nominación de Distrito Federal a Distrito Capital.

 

Patrimonio Histórico

En cualquier región del país hay vestigios de tiempos pasados que marcaron el presente y proyectan el futuro. Y, es precisamente el Distrito Capital, donde se concentra la mayor cantidad de sitios y edificaciones que representan el patrimonio histórico de Venezuela. Por ser tan extensa la lista, mencionaremos las más destacadas.

Casa Natal de Simón Bolívar

En esta casa de estilo colonial se conservan objetos de la familia Bolívar, que vivió allí hasta la muerte de la madre del Libertador, en el año 1792. Su construcción data de mediados del siglo XVII y se ubica entre las esquinas de Traposos y San Jacinto, en el centro de Caracas.

Panteón Nacional

Este monumento nacional fue Iglesia en la época de la colonia. Pero, en 1842, se convirtió en el lugar sagrado que tendría bajo su custodia los restos mortales del Libertador Simón Bolívar. Y, años después, recibió los vestigios de otros héroes de la independencia.

Foro Libertador

Aunque de construcción reciente, este lugar icónico que también se conoce como Plaza El Panteón, tiene a su alrededor el Panteón Nacional, la Biblioteca Nacional de Venezuela, el Tribunal Supremo de Justicia y el Cuartel San Carlos, entre otras significativas edificaciones.

Plaza Bolívar de Caracas

Dicen algunos cronistas que en la antigua «Plaza de Armas», ubicada en el casco central, fue donde Diego de Lozada fundó a Santiago de León de Caracas. En 1883 comenzó a llamarse «Plaza Bolívar» para conmemorar los 100 años del nacimiento del Libertador.

Palacio de Miraflores

Cipriano Castro fue el primer presidente venezolano que despachó desde esta edificación, actual sede del Poder Ejecutivo nacional. Su construcción fue ordenada en 1884 por el General Joaquín Crespo, quien murió antes de habitarla como vivienda familiar. En 1901 la adquirió el Estado para darle uso oficial.

Capitolio Federal

Esta edificación es sede de la Asamblea Legislativa, está ubicada diagonal a la Plaza Bolívar, el inicio de su construcción data de 1873 y bajo su custodia tiene tesoros como obras de arte de pintores venezolanos, además de la llave del sarcófago de los restos del Libertador.

Palacio Municipal

Esta significativa edificación ubicada frente a la Plaza Bolívar, cuya construcción se inició en el siglo XVII, albergó las primeras aulas de clase de la Universidad Central de Venezuela y del antiguo colegio Santa Rosa de Lima de Caracas, y fue la sede del Cabildo de Caracas.

Biblioteca Nacional de Venezuela

Su nueva sede está ubicada al final de la Avenida Panteón, en un moderno edificio de 80 mil metros cuadrados que custodian alrededor de 3 millones de volúmenes de libros, incluyendo un antiguo ejemplar fechado en 1471.

Palacio Arzobispal

Edificación colonial construida en 1637 para hospedar a los Obispos de Caracas, ubicada en el casco histórico de la ciudad. Aunque ha sido sometida a varias restauraciones, conserva su diseño original.

Palacio de las Academias

Cinco academias conviven en este palacio: Academia Nacional de la Historia, Academia Venezolana de la Lengua, Academia Nacional de Medicina, Academia de Ciencias Políticas y Sociales, y Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales.

Casa Amarilla

Esta casa de estilo colonial ubicada en el centro de la ciudad fue edificada en el siglo XVII, durante la presidencia de Antonio Guzmán Blanco. Por el color de sus paredes exteriores recibió el nombre de «Casa Amarilla».

El Calvario

Estas icónicas escaleras fueron construidas en el siglo XVII para las peregrinaciones nocturnas hasta la cima de la colina. Por eso fueron bautizadas como «El Calvario». El Arco de la Federación que se alza en medio de este patrimonio histórico, fue edificado años después por orden del general Joaquín Crespo, en memoria de la Guerra Federal que tuvo lugar entre 1859 y 1863.

Cuartel San Carlos

Desde su origen a finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XX, esta edificación colonial de uso militar bautizada así en homenaje al Rey Carlos III de España, también se le conoció también como Cuartel de Veteranos de Caracas.

De Arte y Cultura

Estas son algunas de las edificaciones más significativas dedicadas al quehacer artístico y cultural en el centro de Caracas y sus alrededores.

Complejo Cultural Teresa Carreño

Esta imponente obra arquitectónica que conjuga la discreción de la obra limpia con las áreas verdes, debe su nombre a la reconocida pianista y compositora venezolana del siglo XIX. Tiene la Sala Ríos Reyna con capacidad para 2400 espectadores y la Sala José Félix Ribas para 400 espectadores.

Ateneo de Caracas

Destacado punto de encuentro de artesanos, artistas y amantes de música, poesía, teatro y arte en general. Tiene biblioteca y escuela de teatro. Y, además de conciertos y recitales, en sus salas se dictan foros y conferencias.

Cinemateca Nacional

Su vocación está orientada al rescate, preservación, conservación, difusión e investigación del arte cinematográfico venezolano, por lo que cuenta con un centro de documentación y un archivo fílmico a disposición del público interesado.

Teatro Municipal

Su construcción, sobre las ruinas de la antigua Ermita de San Pablo, se inició en 1876. Es de estilo neoclásico con toques renacentistas y tiene 1346 asientos. Primero se llamó Teatro Guzmán Blanco, luego Teatro Nacional y desde 1891 se conoce como Teatro Municipal.

Teatro Nacional

Este teatro con capacidad para 864 espectadores, edificado entre finales del XIX y principios del siglo XX, fue inaugurado en 1905 por el General Cipriano Castro.

Museo de Arte Colonial

Este museo ubicado en la Avenida Panteón de San Bernandino funciona en la «Quinta de Anauco», conocida en otra época como la «Casa de Solórzano», construida en 1797 y última residencia del Libertador Simón Bolívar.

Museo de Arte Contemporáneo

Dedicado al arte modernos, este museo localizado en Parque Central, tiene exhibiciones permanentes de destacados artistas nacionales y extranjeros como Jesús Soto, Alejandro Otero y Cruz Diez, y Picasso, Chagall y Miró, entre tantos más.

Museo Bellas Artes

Está ubicado en la Plaza Morelos de Los Caobos, donde se exponen pinturas, esculturas, cerámicas y porcelanas de artistas nacionales como Armando Reverón y Cristóbal Rojas, entre otros.

Museo de Ciencias Naturales

También está ubicado en la Plaza Morelos de Los Caobos. Tiene una amplia variedad de animales disecados de la fauna venezolana, además de algunas especies raras ajenas a nuestras fronteras. Además exhibe fósiles y restos del trabajo cerámico de civilizaciones anteriores a la época precolombina.

Paseo Los Próceres

Esta significativa avenida de dos kilómetros de largo fue construida en 1956, para rendir homenaje a los próceres de la independencia de Venezuela. Además de los bustos de ilustres patriotas, tiene áreas verdes, fuentes y caminerías para el disfrute familiar.

Turismo Religioso

Si de turismo religioso se trata, en Distrito Capital hay iglesias, templos y santuarios para varios días. Echemos un vistazo a alguna de las edificaciones más significativas.

Iglesia Catedral

Con la fundación de la ciudad de Santiago de León de Caracas, debía edificarse un templo que diera soporte al proceso de catequización de sacerdotes y monjes enviados por la corona española. Así fue ordenada la construcción de una iglesia parroquial, destruida más tarde por el terremoto de 1641. Sobre sus ruinas se edificó entonces la Catedral de Caracas que mantiene el diseño original de su fachada colonial. Está ubicada frente a la Plaza Bolívar.

Iglesia Santa Capilla

Sus primeros cimientos datan del año 1567, con la fundación de una ermita en la esquina de Santa Capilla, a una cuadra de la Plaza Bolívar. Según los cronistas, fue Diego de Lozada quien ordenó su edificación para cumplir la promesa que hiciera a los reyes de España, de salir airoso en la conquista del valle de Caracas.

Basílica de Santa Teresa

En 1764, el Cabildo Eclesiástico de Caracas autorizó la construcción de un pequeño santuario colonial, en el mismo lugar donde el General Antonio Guzmán Blanco, en 1870, ordenó su demolición para erigir el templo Santa Ana, en honor a su esposa Ana Teresa. Pero, en 1876, fue rebautizada como Basílica de Santa Teresa.

Iglesia San Francisco de Asís

La construcción original de este templo de arquitectura colonial, se inició en el año 1593 para sostener la labor catequizadora de monjes franciscanos. Simón Bolívar recibió el título de Libertador bajo el techo de este recinto sagrado que, además, recibió sus restos mortales el 17 de diciembre de 1842 antes de ser trasladados a la Catedral de Caracas.

Iglesia Nuestra Señora de Altagracia

En el lugar donde se alza este templo fue edificado, en 1614, un pequeño santuario por la cofradía de los Hermanos de Nuestra Señora de Altagracia. Sobre sus ruinas, a partir de 1656 se comenzó la construcción de la iglesia actual que, aun cuando ha sido restaurada varias veces, conserva el estilo colonial de la época.

Santa Rosalía de Palermo

Este templo construido en el siglo XVII está ubicado frente a la Plaza Bolívar del pueblo de El Hatillo. Su fundador, Baltasar de León, lo bautizó con el nombre de Santa Rosalía de Palermo, agradecido con esta santa por muchos favores recibidos durante el tiempo que estuvo preso en La Carraca.

Pero hay más templos y santuarios que merece la pena visitar en el Distrito Capital. Por ejemplo, la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, edificada en 1650, Baruta; San José de Chacao, de 1769; Santo Cristo de La Vega construida en 1652, Nuestra Señora de la Encarnación de El Valle, 1674; Dulce Nombre de Jesús, de 1704, en Petare; Nuestra Señora de La Candelaria, de 1798; Nuestra Señora del Rosario de Curucay, de 1746, en Macarao, y entre otras, la Iglesia de Santa Rosalía, cuya construcción data de 1795.

De Paseo por las Plazas

Este tipo de puntos de encuentro siempre son un valor agregado para cualquier ciudad. En el territorio que ocupa el Distrito Capital muchas plazas han sido inauguradas. Algunas han conservado su belleza original, otras piden mantenimiento. Veamos algunas, comenzando por la más antigua.

Plaza de San Jacinto

Está ubicada en el casco central y también se le conoce como Plaza El Venezolano. Relatan las crónicas que en 1595 ya existía esta plaza que, entonces, formaba parte del Convento de San Jacinto de los monjes Dominicos.

Plaza Capuchinos

Este es otra de las plazas más antiguas de la ciudad capital. Está en la avenida San Martín, y fue inaugurada como Plaza del León en 1776. El cambio se nombre se produce pocos años más tarde, cuando los monjes «capuchinos» construyeron hospital y capilla frente a la plaza.

Plaza La Candelaria

Fue inaugurada en el año 1708 por orden del Gobernador Juan Guillelmi, para que los vecinos tuvieran a la mano una fuente de agua potable. En 1895 se rebautizó como Plaza de la Democracia, pero años después retomó su nombre original, Plaza La Candelaria.

Plaza La Pastora

Las crónicas apuntan dos fechas de inauguración de esta plaza ubicada en la parroquia La Pastora. Unas dicen 1769, otras, 1804. De cualquier manera, es uno de los espacios públicos más antiguos de la ciudad capital que, desde 1911, luce un busto del prócer José Félix Ribas.

Plaza Parque Carabobo

Esta plaza también está ubicada en la parroquia La Candelaria. Su construcción fue ordenada por el entonces presidente Antonio Guzmán Blanco, e inaugurada en 1881.

Plaza Páez

Está pegadita a la Plaza Madariaga ubicada en la parroquia El Paraíso. Su construcción fue ordenada por el entonces presidente Cipriano Castro, en homenaje al prócer independentista José Antonio Páez. Fue inaugurada el 24 de julio de 1903.

Plaza Venezuela

No es la más antigua, sin embargo, la Plaza Venezuela es punto de referencia de la ciudad capital. Está ubicada en el centro de la parroquia El Recreo y fue inaugurada en 1940. Sobre sus espléndidos espacios se luce un monumento a Cristóbal Colón, una fisiocromía de Carlos Cruz Diez y una escultura de Alejandro Otero.

Plaza Altamira

Un esbelto obelisco se alza sobre este espacio público diseñado por Luis Roche e inaugurado en 1945 con el nombre de Plaza Altamira. En 1967 fue rebautizada como Plaza Francia, tras la firma de un convenio que estableció el compromiso de tener en Caracas una Plaza Francia, y en París, una Plaza Venezuela.

Plaza La Concordia

Carlos Raúl Villanueva creó el diseño de esta plaza inaugurada en 1940 y edificada en honor a quienes lucharon por la libertad de América. Está ubicada en la parroquia Santa Teresa y, en el espacio que actualmente ocupa, estaba la cárcel La Rotunda construida en 1844.

Plaza Miranda

Esta plaza ubicada sobre la avenida Baralt de El Silencio, fue inaugurada en 1945, en homenaje al generalísimo Francisco de Miranda.

Plaza O'Leary

También está en el caso central de la ciudad y fue inaugurada en 1945 como Plaza Rafael Urdaneta. En 1952 fue rebautizada con su nombre actual en homenaje al irlandés Daniel Florencio O'Leary, quien luchó junto a Simón Bolívar por la independencia de Venezuela.

Plaza Las Tres Gracias

Está ubicada sobre el Paseo Los Ilustres, frente a la Ciudad Universitaria de Caracas. Fue inaugurada en 1957 y debe su nombre a tres diosas griegas, Talía, Aglaya y Eufrósine, quienes representaban comedia, inteligencia y alegría, hijas de Zeus y Eurínome.

Plaza Diego Ibarra

Es una plaza aérea ubicada en un área del Centro Simón Bolívar de El Silencio. Los arquitectos encargados del diseño de esta significativa plaza fueron John Stoddart y Santos Michelena, quienes iniciaron el desarrollo del proyecto en 1967.

Plaza Caracas

También está localizada en la parroquia Santa Teresa, justamente entre las torres del Centro Simón Bolívar o torres de El Silencio. Tiene 12 mil m2, el diseño es del arquitecto Germán Castro y fue inaugurada en 1983.

Patrimonio Verde

El más importante patrimonio natural del Distrito Capital es, sin lugar a dudas, el Parque Nacional Warairarepano, mejor conocido simplemente como Cerro El Ávila. Estos majestuosos espacios verdes son musa inspiradora para artistas, lugar de recreo para lugareños y turistas, pero sobre todo es el pulmón de la ciudad.

Parque Nacional Warairarepano (El ävila)

Esta magnífica formación montañosa que le da un carácter muy especial a la ciudad de Caracas, fue declarada parque nacional en 1958. Inicialmente su superficie era de 66.192 hectáreas, pero en 1974 se agregaron 19.000 hectáreas. Hoy, el pulmón vegetal de la ciudad capital, tiene un total de 85.192 hectáreas. Son espacios megadiversos. De ahí la necesidad de proteger sus ecosistemas. Hasta ahora se han reconocido más de 1800 especies vegetales, algunas de las cuales son endémicas de la cordillera de la costa. Cerro El Ávila es hábitat de más de 120 especies de mamíferos, 20 de anfibios y alrededor de 30 de reptiles. Además, aloja casi 500 especies de aves, lo que representa 36% de la avifauna nacional.

Relatan las crónicas que después de la fundación de Santiago de León de Caracas en 1567, el español Gabriel de Ávila, Alférez Mayor de Campo, subió a la cima de la montaña donde estableció su hacienda en 1575. ¿Vendrá de allí lo de Cerro Ávila? Sin embargo, la leyenda indígena relata que el aborigen hablaba de «Warairarepano» para significar «la mar hecha tierra». Según el nativo, esa montaña no existía hasta que la gran Diosa del mar levantó una gran ola para acabar con el pueblo que la había ofendido, pero conmovida por las muestras de arrepentimiento, frenó la gigantesca ola que, entonces, se convirtió en la espléndida montaña que hoy es Parque Nacional Warairarepano.

Hay muchas maneras de subir el cerro. A pie por uno de los cuatro senderos diseñados para deportistas desde la falda del Ávila por San Bernardino, Chacaíto, Altamira o «Sabas Nieves» y «La Julia» o El Marqués. También hay rutas para vehículos de doble tracción que algunos visitantes utilizan para llegar hasta el pueblo de Galipán, donde las flores son un poema, la gastronomía es deliciosa y las posadas son una invitación a la pernocta. Otra forma facilita y descansada para alcanzar el tope del cerro Ávila, es tomar el funicular en la estación de Maripérez, del sistema Teleférico de Caracas. +Info Sobre el Parque Nacional

Parque Nacional Macarao

Estos magníficos espacios verdes con paisajes de montaña de impresionante belleza escénica y una abultada biodiversidad con especies típicas de la cordillera de la Costa, fueron protegidos por primera vez en 1926, cuando el gobierno del General Eleazar López Contreras decretó la zona como «bosque nacional» para su protección y reforestación. Pero, está bajo la figura de parque nacional desde el 5 de diciembre de 1973, al reconocer la importancia de la cuenca de los ríos Macarao, San Pedro y Jarillo, en el suministro de agua potable para la región. El Parque Nacional Macarao se extiende sobre 15 mil hectáreas, entre el Distrito Capital y el estado Miranda.

Entre otras zonas verdes destinadas al esparcimiento y la recreación, destacan el Parque Generalísimo Francisco de Miranda, más conocido como «Parque del Este»; el Parque Los Caobos, el Parque Los Chorros, el Parque Vinicio Adames, el Zoológico de El Pinar, el Parque Zoológico de Caricuao y el Jardín Botánico de la UCV. +Info Sobre el Parque Nacional

Sustento Económico

El sector público da el mayor soporte a la economía local, pues un alto porcentaje de la población trabaja para instituciones del Estado. Además, esta entidad es sede de un abanico de empresas de alimento, servicio y manufactura que se asocian a actividades comerciales desarrolladas tanto por el sector formal como por el sector informal y otros emprendedores de alternativas económicas sustentables. Por otra parte, la iniciativa agropecuaria produce frutas y vegetales; pollo, cerdo y carne de res, entre otros rubros que demanda la población local. El aprovechamiento de minerales como caliza y mármol, y de recursos forestales como la ceiba, árbol emblemático de Caracas, también aporta a la economía de la región.

Fogón Capitalino

Con la gastronomía local sucede algo similar que con las tradiciones y expresiones folclóricas. Y, es que todas las tendencias convergen en un mismo punto, el Distrito Capital, donde se celebra el Carnaval, la Semana Santa, la Quema de Judas y el baile de La Burriquita igual que en el resto del país, mientras su cocina es una especie de crisol donde se mezclan todos los sabores.

• Un pabellón criollo -carne mechada, caraotas negras, arroz, blanco y tajadas- es un plato de marca nacional, mejor si viene acompañado de una arepa y un vaso de papelón con limón.

• Un buen sancocho, un delicioso hervido o un plato de mondongo, son tres sopas típicas que satisfacen el gusto de cualquier comensal. Una arepa o un trozo de casabe es excelente compañía para estos platos.

• El asado negro es otra de las delicias culinarias tradicionales en todos los rincones del país, incluyendo el Distrito Capital. Acompañado con yuca sancochada o arroz blanco, ensalada de aguacate y tajadas es, sencillamente, una irresistible tentación para el paladar.

• Empanadas con variados rellenos, cachapa con queso o cochino frito y hallaquitas de maíz tierno son opciones perfectas para un desayuno criollo, mejor si además se sirve con el famoso «perico» preparado con cebolla, tomate y huevos.

• En Navidad, la mesa citadina luce la venezolanísima hallaca, la ensalada de gallina, el pan de jamón, el pernil de cochino, el ponche a base de ron y el dulce de lechosa.

• Entre otros postres naturales de la zona destacan quesillo, bienmesabe, majarete y arroz con leche, mientras cocada, chica de arroz y guarapo de papelón son las bebidas típicas.

 

Por favor, Haga sus Comentarios