Estado Nueva Esparta:
Capital La Asunción

Tres tesoros en una madreperla

Margarita, Coche y Cubagua son las tres islas del archipiélago que conforma el estado Nueva Esparta, el único territorio insular del país que está rodeado de agua salada por todos sus costados

Estado Nueva Esparta, Capital La Asunción | Turismo en Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Varios

Introducción

Hay eventos que marcan un antes y un después. Para el resto de América, pero en especial para la historia de Venezuela, el 15 de agosto de 1498 fue una jornada muy significativa. Cristóbal Colón llegaría por primera vez, en su tercer viaje, a estas tierras de gracia. Navegante y marineros descubrieron aquel día un trozo de tierra que más tarde bautizarían como «Isla de La Margarita», que junto a Coche y Cubagua integra la tríada insular que define el estado Nueva Esparta.

Este archipiélago del Mar Caribe está ubicado a unos 500 kilómetros de tierra firme, justamente frente a la península de Araya al norte del estado Sucre. Nueva Esparta es el único estado venezolano totalmente rodeado de agua. Entre sus 11 municipios autónomos y sus 23 parroquias civiles alberga centros poblados como La Asunción, ciudad capital; Porlamar, Pampatar, Juan Griego, Punta de Piedras, San Juan Bautista y El Valle del Espíritu Santo, entre otros.

Aunque la voz «Esparta» se asocia con una fibra vegetal utilizada para trenzar cuerdas, también evoca la región del Peloponeso griego, famosa por la valentía de sus guerreros. Así, los cronistas neoespartanos apuntan que la entidad insular fue bautizada con el nombre de «Nueva Esparta» el 12 de mayo de 1817, para honrar la memoria de aguerridos soldados como Santiago Mariño y Juan Bautista Arismendi, entre muchos más, que defendieron su territorio durante la gesta independentista. Algunos historiadores calificaron el hecho como la versión moderna del «heroísmo espartano».

 
Capital La Asunción

Tres Islas, un Archipiélago

Margarita, Coche y Cubagua son las tres islas del estado Nueva Esparta. La más pequeña es Cubagua con poco más de 23 km². El turismo local es limitado, aunque hay excursiones para practicar snorkel y buceo, y visitar las ruinas de Nueva Cádiz. Isla de Coche tiene 60 km² y una infraestructura turística que incluye traslados desde isla de Margarita, deportes acuáticos, restaurantes, posadas y hoteles. Isla de Margarita, con un desarrollo urbano importante, se extiende sobre 1020 km² con algunas modestas serranías como Cerro Copey, Matasiete, La Guardia y Guayamurí, un relieve de montaña en la península de Macanao y un par de elevaciones conocidas como las «Tetas de María Guevara».

Aunque hay un sinfín de playas paradisíacas para todos los gustos, cálidas y reposadas, o frías y oceánicas, en las islas escasea el agua dulce porque el sistema hidrográfico es marcadamente austero. Los ríos son de tránsito corto, escaso caudal y dependen de las lluvias que suelen ser mezquinas. Las lagunas de La Restinga, Los Mártires y Las Marites, junto a las termas del Valle del Espíritu Santo y San Francisco, son las principales fuentes de agua dulce disponibles que satisfacen con estrechez la demanda de lugareños y visitantes.

Antes y Después de Colón

Los Guaiqueríes habitaban el primer territorio venezolano descubierto por Cristóbal Colón. En las crónicas se lee que estos aborígenes, excelentes pescadores, bautizaron su isla con el nombre de «Paraguachoa» que, según versiones diferentes, significaría «abundancia de peces» o «gente de mar». Además, se dice que, a diferencia de otras tribus caribeñas, nuestros nativos insulares recibieron con honores a los emisarios de la corona española, pues en sus creencias religiosas existía una deidad que, junto a sus ángeles celestiales, llegaría a la isla para ayudarlos a edificar un próspero imperio.

El navegante y sus marineros no padecieron la resistencia indígena en su primera entrada a tierras venezolanas. La isla grande les abrió la puerta para descubrir que, más allá de la leyenda de El Dorado, el tesoro perlífero de aquellas costas era real y tangible. Colón desestimó el nombre indígena y bautizó el territorio como Isla de La Asunción, porque su descubrimiento coincidió con el día de la virgen homónima. Sin embargo, en 1499 fue renombrada como Isla de La Margarita. Algunos historiadores apuntan que fue un gesto de agradecimiento a la princesa Margarita de Austria, Princesa de Castilla y nuera del Rey de España. Otros refieren que en la antigua lengua griega la voz «margarita» significa «perla».

Gesta Patriótica

La Provincia de Margarita se unió a la lucha por la independencia del territorio venezolano el día 4 de mayo de 1810, pocos días después de la firma en Caracas del decreto del 19 de abril de ese mismo año. Recios y valientes. Así fueron los soldados neoespartanos que defendieron sus tierras de las pretensiones realistas. De ahí el bien merecido nombre de estado Nueva Esparta, por aquello de la moderna versión del «heroísmo espartano» como reseñamos en líneas anteriores. Muchas batallas, muchos guerreros.

Entre los próceres más destacados en la gesta independentista librada en este territorio, resaltan los nombres de Santiago Mariño, hijo ilustre del Valle del Espíritu Santo; Juan Bautista Arismendi, otro hijo ilustre de La Asunción, y su compañera Luisa Cáceres de Arismendi, que aun cuando era caraqueña de nacimiento, fue una heroína neoespartana sin discusión.

Otro remarcable hito histórico acaecido en tierras margariteñas, bajo el techo y entre las cuatro paredes del templo de Santa Ana, fue la firma del acta de reconocimiento del Libertador Simón Bolívar como jefe supremo, previo al decreto de la Tercera República en 1817.

Cronología en Breve

La Provincia de Margarita, creada en 1525, dependió de la Real Audiencia de Santo Domingo hasta 1739, cuando pasó a integrar el Virreinato de Nueva Granada. Luego, en 1777, formó parte de la capitanía General de Venezuela. Años después, en 1817, fue renombrada como Nueva Esparta. Con la separación de la Nueva Granada y la creación de la República de Venezuela en 1830, volvió a ser la Provincia de Margarita. Varios cambios se sucedieron entre 1863 y 1864 sobre el territorio neoespartano. Primero se decretó como estado Nueva Esparta, luego se le concedió la autonomía como estado Margarita, y poco después se renombró como estado Nueva Esparta. Todo en un solo año.

Otros cambios se sucedieron en años posteriores. En 1879 integró el estado del Centro con Aragua, Bolívar y Guárico. En 1881 fue parte del Gran Estado Guzmán Blanco. Y, en 1898, las tierras insulares formaron parte del estado Aragua-Margarita, que luego se rebautizó como estado Ribas. Durante un año volvió a ser estado Nueva Esparta y en 1900 se conformó como Territorio Federal Margarita. Aunque en 1901 recuperó su estatus de estado, lo perdió tres años después cuando pasó a ser una sección del Distrito Federal. Finalmente, en 1909 se integraron las islas de Margarita, Coche y Cubagua para conformar el estado Nueva Esparta.

Patrimonio Histórico

Por su ubicación geográfica que facilitaba el tránsito de barcos piratas, expedicionarios y conquistadores que viajaban en busca de tesoros en nuevas tierras, y la riqueza perlífera que los colonizadores habían descubierto en sus costas, el mandato de la corona española era bloquearle a los intrusos la puerta de entrada al oriente venezolano. Entonces, comenzó la edificación de imponentes castillos y fortines, que hoy en día son uno de los principales atractivos históricos del estado Nueva Esparta y, en especial, de la isla de Margarita.

Fortín Santiago de La Caranta

Con alguna breve diferencia en las fechas, la mayoría de los historiadores apuntan que el inicio de su construcción sobre el cerro más elevado de la bahía de Pampatar, data 1586. Hoy en ruinas, la primera destrucción del fortín estuvo a cargo de piratas holandeses, en 1626... +Info sobre el Fortín

Castillo de San Carlos de Borromeo

Los corsarios holandeses no tenían piedad. Después de destruir el Fortín de La Caranta, la corona española ordenó la construcción del castillo de San Carlos de Borromeo para defender la bahía de Pampatar. Pero, en 1662, los holandeses regresaron para penetrar el territorio a la fuerza. Esta fortaleza sirvió en la época de la colonia y también durante la guerra de independencia... +Info sobre el Castillo

Castillo de Santa Rosa de La Eminencia

Desde esta fortaleza ubicada en La Asunción, y declarada Monumento Nacional el 26 de octubre de 1965, se domina todo el Valle de Santa Lucía. Su construcción fue ordenada en 1677, tras la incursión de piratas franceses que tomaron la ciudad por asalto. En uno de sus calabozos estuvo presa durante tres meses la heroína Luisa Cáceres de Arismendi... +Info sobre el Castillo

Fortín España

Esta edificación del siglo XVII se alzó sobre colina de Santa Ana, entre La Asunción y Juan Griego, para evitar la penetración de los piratas y controlar la actividad comercial entre los mercaderes. A su valor histórico se agrega el hecho de haber sido uno de los escenarios donde, el 4 de mayo de 1810, se proclamó la lucha por la independencia del estado Nueva Esparta.

Fortín La Galera de La Libertad

Este fortín no fue edificado durante la época colonial, sino en 1811 para proteger la bahía de Juan Griego durante la gesta patriótica. En efecto, fue escenario de enfrentamientos bélicos como la Batalla de Juan Griego librada el 16 de Noviembre de 1815, con Juan Bautista Arismendi al mando de las tropas patriotas contra el ejército realista comandado por Joaquín Urreiztieta. Las crónicas refieren una segunda batalla librada el 8 de agosto de 1817, cuando los patriotas optaron por volar el fuerte sacrificando sus propias vidas, con el único objetivo de evitar a toda costa la victoria de los realistas... +Info sobre el Fortín

Tursimo Religioso

Si de turismo religioso se trata, veamos siete de los más antiguos y significativos templos, iglesias y santuarios de la isla de Margarita.

Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle

Este es el templo más significativo del estado Nueva Esparta, declarado Basílica Menor por el Papa Juan Pablo II, en 1995. En este santuario ubicado en el valle del Espíritu Santo, se le rinde especial homenaje a la Virgencita de El Valle cada 8 de septiembre. «Vallita», como la nombran sus fieles devotos, es patrona de Oriente, de la armada venezolana, de los navegantes y pescadores, y hasta de los soldados de la batalla de Matasiete librada durante la guerra de independencia, por lo que también se le conoce como la «Virgen Patriota».

Pero esta virgencita no siempre fue Nuestra Señora de El Valle. Las crónicas relatan que cuando comenzó la extracción de perlas en Nueva Cádiz, Cubagua, España envió a la pequeña isla, en 1530, la imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción para que protegiera el próspero negocio. Pero, un huracán arrasó con todo lo edificado en Nueva Cádiz, a excepción de la imagen mariana que, milagrosamente, se salvó. Para ponerla a salvo de cualquier otro imprevisto de la naturaleza, en 1542 fue trasladada a una pequeña ermita en el actual valle del Espíritu Santo y, con el transcurrir del tiempo, se le edificó un santuario propio y se rebautizó como Nuestra Señora de El Valle... +Info sobre la Basílica

Catedral de Nuestra Señora de La Asunción

Este monumento histórico, antiquísima joya arquitectónica, presenta un nivel de deterioro que lo ubica entre las edificaciones religiosas más vulnerables del estado Nueva Esparta. La orden de construcción se emitió en 1571, aunque comenzó a edificarse en 1609 con materiales tan sencillo como cal y ladrillo. Actualmente, este símbolo espiritual de la capital neoespartana presenta un nivel de fragilidad arquitectónica que merece restauración... +Info sobre la Catedral

Iglesia del Cristo del Buen Viaje

Esta es una sencilla obra arquitectónica de gran valor religioso, pues tiene bajo su custodia la imagen del Santo Cristo del Buen Viaje, venerado por los pescadores de Pampatar que cada día se echan a la mar en la búsqueda del sustento diario. Este templo se terminó de construir alrededor del año 1748 y, entre sus cuatro paredes, cuelgan las «Ánimas» del pintor Juan Pedro López, abuelo de Don Andrés Bello.

Iglesia San José de Paraguachí

Este santuario edificado para venerar a San José fue declarado monumento histórico el 6 de agosto de 1960. Las crónicas apuntan que la construcción de este templo ubicado en el municipio Antolín del Campo comenzó en el año 1598, con la participación del quinto abuelo paterno del Libertador Simón Bolívar. También refieren que el Marqués de Mainteson dejó incrustados dos platos de porcelana en la antigua torre del templo, para dejar testimonio del saqueo que afectó a La Asunción en 1677.

Iglesia de Santa Ana

Este templo de estilo colonial construido en 1749, fue declarado Patrimonio Nacional del estado Nueva Esparta el 8 de Marzo de 1957. También se le conoce como «capital heroica» del estado, pues en el interior de este santuario se celebró una asamblea de notables el 6 de mayo de 1816, en la cual se reconoció al Libertador Simón Bolívar como Jefe Supremo y se decretó el próximo nacimiento de la Tercera República... ... +Info sobre la Iglesia

Iglesia Los Robles

Ubicada frente a la plaza Bolívar de Los Robles, en el municipio Maneiro, este templo fue construido en 1738 para venerar a Nuestra Señora del Pilar, también conocida como la Virgen de La Pilarica. Las crónicas apuntan que tanto la imagen mariana de oro como una peculiar campana del Siglo XVI, fueron donadas a los colonos en 1504 por la Reina Juana «La Loca», hija de la Reina Isabel La Católica.

Iglesia de San Nicolás de Bari

Mucha historia antigua esconde los cimientos de este santuario edificado en Porlamar en honor a San Nicolás de Bari, patrono de la ciudad. Se dice que el templo primitivo fue destruido por corsarios franceses en 1555. No fue sino hasta 1853 cuando se dio inicio a la construcción de un nuevo templo que, apenas en 1864, se estrenó con su primer oficio religioso, aun cuando su edificación total no culminó sino en 1955.

Iglesia San Juan Evangelista

Esta joya arquitectónica de estilo gótico edificada en 1846 en Juan Griego, la ciudad crepuscular del estado Nueva Esparta, fue declarada Monumento Histórico Nacional el 28 de agosto de 1960, y Patrimonio Cultural del Municipio Marcano del estado Nueva Esparta, el 6 de agosto de 2002.

Patrimonio Natural

Todos los ecosistemas insulares del estado Nueva Esparta merecen medidas de protección por su permanente vulnerabilidad. Veamos cuáles han sido decretados como Áreas Bajo Régimen de Protección Especial.

Parque Nacional Laguna de La Restinga

Esta laguna con un lecho de alrededor de 100 km² alberga un ecosistema marino donde abundan los manglares, que forman cientos de canales por donde discurren pequeñas embarcaciones turísticas. No todos están abiertos al público, pero los más transitados tienen nombre propio como «canal del beso», «jardín de mis amores» o «paraíso del amor», según la apreciación de sus más asiduos usuarios. La Laguna de La Restinga fue decretada Parque Nacional el 6 de febrero de 1974. +Info Sobre el Parque Nacional

Parque Nacional Cerro El Copey

Fue decretado parque nacional el 27 de febrero de 1974, para proteger el área montañosa de la isla de Margarita, donde nacen los pocos ríos y quebradas que mantienen un caudal relativamente estable. Desde lo más elevado de Cerro El Copey se observa buena parte del territorio insular. +Info Sobre el Parque Nacional

Monumento Natural Cerros Matasiete y Guayamuri

Este par de elevaciones ubicadas cerca del Parque Nacional Cerro El Copey, fueron decretados monumento natural el 27 de febrero de 1974. El cerro Guayamuri tiene una altitud de 480 msnm. El cerro Matasiete con 680 msnm, alberga en sus inmediaciones el monumento histórico alusivo a la victoria obtenida en la batalla homónima, librada el 31 de julio de 1817 entre las tropas patriotas al mando de Francisco Esteban Gómez y el ejército realista bajo las órdenes de Pablo Morillo... +Info sobre los Cerros

Monumento Natural Laguna de Marites

Fue declarada monumento natural el 27 de febrero de 1974 para proteger tanto las diversas especies de aves migratorias que anidan en la zona, como la característica fauna ictiológica que incluye peces, crustáceos y moluscos. Aunque es zona protegida, hay botes disponibles para dar paseos ecológicos por esta laguna de poca profundidad.

Monumento Natural Tetas de María Guevara

Estas dos elevaciones conocidas popularmente como las Tetas de María Guevara, fueron decretadas monumento natural el 27 de febrero de 1974. Están ubicadas sobre una planicie al oriente de la isla de Margarita, donde hay lagunas con manglares, y diferentes especies de flora y fauna.

Soporte Económico

Por la belleza paradisíaca de sus playas donde se pueden practicar todos los deportes acuáticos, la oferta hotelera y la variedad gastronómica, el clima tropical durante todo el año, su patrimonio histórico y cultural, sus acogedores centros poblados y, por supuesto, la amabilidad del lugareño, el turismo es la principal actividad económica del estado Nueva Esparta. La pesca también aporta beneficios a la economía local, así como la cría de aves y cerdos, aunque la faena agropecuaria no es el fuerte de las islas por la escasez de agua dulce. Sin embargo, hay zonas donde se cultiva berenjena, maíz, pimentón, patilla y melón, además de los reconocidos ajíes y tomates margariteños.

Costumbres, Cultura Y Folclore

El margariteño, como generalmente se le dice a todo neoespartano, es un personaje alegre que anima cualquier jolgorio con bailes típicos y música tradicional. El polo margariteño, las malagueñas y los galerones son las mejores representantes del canto popular oriental acompañado de cuatro, guitarra y bandolín. Y, si de bailes humorísticos se trata, destaca El Carite que es netamente insular, aunque El Pájaro Guarandol, El Sebucán, La Burriquita, El Chiriguare, La Iguana y La Culebra, también son dignos representantes de la tradición local. En cada pueblito hay motivos para celebrar, pero veremos solo lo más tradicional.

Fiesta de la Virgen del Valle

El 8 de septiembre es el Día de Nuestra Señora de El Valle, la popular «Vallita» que se viste de lujo para recibir a miles de feligreses, lugareños y turistas, que llegan al valle del Espíritu Santo a unirse a la celebración que se extiende durante una semana enterita. Además de los oficios religiosos, la procesión, las peticiones y el pago de las promesas, en esta fiesta popular se canta y se baila al ritmo de la música oriental.

Fiestas del Velorio de El Copey

La primera edición de esta fiesta popular data de hace más de 100 años. Se celebra a finales del mes de agosto con cantos y bailes tradicionales, y actividades tan peculiares como la Quema de la Vaca, que consiste en encender los fuegos artificiales sobre una vaca fabricada artesanalmente con cabilla y cuero.

Carnavales del Sol Naciente

Las fiestas carnestolendas tienen espacio en cualquier localidad del estado Nueva Esparta, donde la palabra «picha» son las voces infantiles que piden caramelos durante el desfile de carrozas. Pero, los Carnavales del Sol Naciente solo se celebran en La Asunción, pues son los «asuntinos» quienes pueden ver todos los días el amanecer en playa Guacuco.

Fogón Neoespartano

¡La gastronomía insular es de banquete! Satisface, en especial, el paladar de los amantes de los frutos marinos que se deleitan con un buen pescado frito como mero, pargo, carite, jurel, corocoro y lamparosa, o quizás con una cazuela de mariscos y moluscos como langostas, langostinos, camarones, mejillones, ostras, pepitonas, chipichipis, o hasta con un pisillo de pescado salado como el cazón que se utiliza para rellenar las empanadas más tradicionales de la región.

Pero hay oferta para gustos más exquisitos como botuto o caracol marino, madreperla guisada, huevas de lisa y erizo horneado, además del icónico asopado de arroz a la marinera mejor conocido como «fosforera». La sopa siete potencias, rompe colchón o vuelve a la vida es otra opción estupenda para degustar un plato afrodisíaco elaborado con camarones, mejillones, pulpo, calamares, pepitonas y demás frutos del mar. Cualquier delicia suele servirse acompañada con arepa o casabe.

Besitos de coco y jalea de mango son postres tradicionales. Pero, el más emblemático de la gastronomía neoespartana es el piñonate, una especie de conserva de lechosa con naranja, aparentemente heredada de la cocina española de Andalucía. Y, si de bebidas se trata, los batidos de fruta como piña, tamarindo y níspero criollo son un buen acompañante en las comidas, aunque las cocadas son imperdibles y el ponsigué con ron es de los tragos espirituosos que merece la pena degustar.

Atractivos de interés turístico

• Playa El Agua
• Playa El Yaque
• Playa Parguito
• Basilica Nuestra Señora del Valle
• Castillo San Carlos de Borromeo
• Castillo Santa Rosa
• Catedral de Nuestra Señora de la Asunción
• Fortín La Galera
• Fortín Santiago de la Caranta
• Iglesia Santa Ana
• Isla de Coche

 

Por favor, Haga sus Comentarios