Castillo de Santa Rosa de la Eminencia

Este lugar es famoso por haber servido de calabozo a la patriota Luisa Cáceres de Arismendi

La Asunción fue un importante bastión en la lucha por la independencia venezolana. Es una ciudad antigua, capital del Estado Nueva Esparta, cuya larga historia podemos percibir cuando recorremos sus angostas calles todavía flanqueadas por viejas casonas coloniales y algunas otras edificaciones de la época

Castillo de Santa Rosa de la Eminencia, Estado Nueva Esparta | Portal de Turismo de Venezuela
Turismo Venezuela José Flores Varios
Texto de: TurismoVenezuela.info Redactado por el Ingeniero José Flores
Calificación: 89 de 100 basado en 39 valoraciones de los usuarios

La Asunción fue un importante bastión en la lucha por la independencia venezolana. Es una ciudad antigua, capital del Estado Nueva Esparta, cuya larga historia podemos percibir cuando recorremos sus angostas calles todavía flanqueadas por viejas casonas coloniales y algunas otras edificaciones de la época.

Una de estas edificaciones es la Fortaleza de Santa Rosa de La Eminencia, también conocido como Castillo de Santa Rosa. Es una vieja fortificación del siglo XVII que fue construida para proteger a La Asunción. Se ubica en un cerro al lado del Embalse, dominando un amplio panorama donde se observa el camino de Pampatar a La Asunción, los cerros circundantes, la costa del este, el valle de Atamo y las faldas de los cerros Guayamurí y Matasiete.

Después del desembarco de más de 500 piratas franceses que, al mando del Marqués de Maintenon, saquearon la ciudad de La Asunción en enero de 1677, se propuso su construcción por orden del Gobernador de Cartagena de Indias. Esto unido al hecho que el Fuerte San Bernardo, ubicado en la zona, había sido destruido por los corsarios.

Los trabajos de construcción los inició Juan Muñoz de Gadea, Gobernador de la isla, a quien se le debe el nombre de Santa Rosa, los mismos finalizaron en septiembre de 1682. Desde su estructura, se domina todo el valle de la capital hasta la costa y los accesos del norte y sur de la isla. Su forma de estrella, está conformada por cuatro baluartes y medio baluarte en la fachada norte. Su acceso inicial, por la cortina sur, fue mediante puente levadizo, pero posteriormente se eliminó. Esta fortificación se cataloga como “irregular”, ya que sus baluartes y cortinas tienen diferentes dimensiones.

El castillo tiene tres frentes defensivos conformados por dos baluartes, dos medios baluartes y tres cortinas mirando hacia el sur, este y oeste y una plataforma con un rediente mirando hacia el norte, cuarteles y capilla. La Plaza de Armas aparenta tener su traza original; aquí se encuentra el aljibe con un brocal y la rampa que conduce al nivel superior.

Este lugar es famoso por haber servido de calabozo a la patriota Luisa Cáceres de Arismendi durante aproximadamente tres meses. Con apenas 16 años y estando embarazada esta heroína fue tomada como rehén por los realistas con la intención de doblegar a su esposo, el general Juan Bautista Arismendi, a un canje de prisioneros, ante esta situación el jefe de las fuerzas militares patriotas en la isla de Margarita expresó: “Diga al jefe español que sin patria no quiero esposa”. A partir de aquel momento empeoran las condiciones del cautiverio y se desvanece la posibilidad de libertad al fracasar los patriotas en un intento de asalto de la fortaleza.

En ese mismo calabozo, el 26 de enero de 1816, Luisa Cáceres de Arismendi da a luz a una niña que muere al nacer debido a las terribles condiciones de su confinamiento. Meses más tarde es trasladada al Castillo San Carlos Borromeo, en donde permanecería unos días antes de ser llevada a La Guaira y, posteriormente, al convento de La Inmaculada Concepción en Caracas, en donde ingresa como prisionera el 22 de marzo de 1816. En diciembre de ese mismo año es enviada a España como prisionera. Llega a Cádiz en enero de 1817 y después logra escapar a Norteamérica con la ayuda de simpatizantes del movimiento independentista. Arriba a Juan Griego el 26 de julio de 1818, cuando ya la isla estaba libre del poderío español.

En términos generales, la fortaleza aún conserva gran parte de su estructura original, principalmente en lo que respecta a las murallas y al patio central o plaza de armas, en donde todavía puede verse la rampa de acceso a la planta alta y el antiguo aljibe (depósito para guardar el agua procedente de la lluvia que se recogía mediante un sistema de canalizaciones).

La mayor parte de las murallas fueron frisadas, el piso del patio sigue siendo el mismo y fue reemplazada la madera del techo. La reconstrucción del resto se hizo tomando en cuenta las características originales. Fue declarado Monumento Histórico Nacional el 26 de octubre de 1965.

Actualmente el Castillo de Santa Rosa funciona como museo, allí los turistas podrán observar las armas que utilizaron los españoles, además de diferentes retratos, como por ejemplo el de Luisa Cáceres de Arismendi, Juan Bautista Arismendi y una pintura que revive el instante en que la heroína es trasladada al lúgubre calabozo del Castillo de Santa Rosa.

Desde lo alto del castillo es posible disfrutar de una agradable vista sobre la ciudad de La Asunción. Recibe visitas de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, de lunes a domingo.

Atractivos de interés turístico

• Playa El Agua
• Playa El Yaque
• Playa Parguito
• Basilica Nuestra Señora del Valle
• Castillo San Carlos de Borromeo
• Catedral de Nuestra Señora de la Asunción
• Fortín La Galera
• Fortín Santiago de la Caranta
• Iglesia Santa Ana
• Isla de Coche

 
Se halla en la ciudad de Pampatar

 

Por favor, Haga sus Comentarios