Estado Sucre
Capital Cumaná

El territorio sucrense alberga en su geografía el primer centro poblado colonial del continente americano, Cumaná, fundada en 1515 por emisarios de la corona española

Estado Sucre, Capital Cumaná | Turismo en Venezuela
Turismo Venezuela Adriana Boccalon Varios
Texto de: TurismoVenezuela.info Redactado por la Licenciada Adriana Boccalon
Calificación: 96 de 100 basado en 26 valoraciones de los usuarios

Introducción

Si nos colocamos de frente al mapa de Venezuela, será fácil observar una puntica de tierra que sobresale arriba y a la derecha. Ese es el estado Sucre que limita al norte con el Mar Caribe, al sur con Monagas y Anzoátegui, al este con el golfo de Cariaco y al oeste con el golfo de Paria. Por su ubicación en zonas costeras, la vegetación combina especies xerófilas con palmeras, cocoteros, plantaciones de cacao y, por supuesto, el roble que es el árbol emblemático de la entidad sucrense.

El territorio que abarca el estado Sucre tiene 15 municipios autónomos y 54 parroquias civiles. Entre sus ciudades más importantes destaca Carúpano, Cumanacoa, Araya en la península homónima, San Antonio del Golfo, Río Caribe, Cariaco, Irapa, Tunapuy, Marigüitar, El Pilar, Casanay y el puerto de Güiria. Además, y sin lugar a dudas, Cumaná capital, la primogénita del continente americano y cuna del gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, prócer de la Independencia de Venezuela que legó su apellido a esta tierra de gracia.

 
Capital Cumaná

En Honor a Cumaná

La ciudad capital del estado Sucre merece unas líneas especiales, por tratarse del centro poblado más antiguo que los colonos españoles establecieron en tierra firme americana. Relatan los cronistas que antes de ser bautizada en 1521 como Cumaná por el conquistador Diego Fernández de Serpa, fue nombrada como «Ciudad de Oro», «Puerto de Las Perlas», «Nueva Toledo» y «Nueva Córdoba». Además, los frailes franciscanos habían comenzado allí su misión evangelizadora desde 1515. Vale la pena destacar que fue el 2 de julio de 1591 cuando, oficialmente, el Rey Felipe II de España concedió a Cumaná el título de «ciudad».

Los emisarios de la corona española ya habían llegado a territorio venezolano mucho antes de fundar Cumaná. Se habían establecido en Nueva Cádiz, conocida después como isla de Cubagua, donde explotaban sus costas repletas de perlas. Pero, necesitaban conectarse a tierra firme y, los suelos cumaneses habitados por aborígenes cumanagotos, resultaron una alternativa muy conveniente, pues allí corría la fuente de agua dulce más cercana.

Los entendidos en toponimia dicen que Cumaná, en lengua indígena, significa «gran río». En efecto, «Chiribichií» se llamaba el río Manzanares antes que los colonos le cambiaran su nombre original. Este curso de agua nace en la Sierra del Turimiquire, recorre 80 kilómetros atravesando Cumaná de norte a sur y desemboca en el Mar Caribe a través del golfo de Cariaco.

Monumento a la hermandad

Sobre la Avenida Cacique Maragüey de Cumaná destaca un monumento alegórico inaugurado en 1965, el cual representa el vínculo que en tiempos de la colonia se estableció entre el pueblo indígena y los monjes franciscanos que, por cierto, fueron quienes oficiaron las primeras Misas en tierra firme americana. La obra del artista ítalo-venezolano Hugo Daini, catalogada como Monumento a la Fundación de Cumaná, se alza por encima de poco más de tres metros y medio de alto. Tiene dos figuras. Un fraile observando al nativo, mientras este se mantiene erguido mirando hacia el horizonte.

 

Cronología en Breve

Como ocurrió durante el proceso de colonización y conquista en el resto del país, también el territorio del estado Sucre terminó sometido por los emisarios de la corona española, hasta que comenzó la lucha por la Independencia de Venezuela. Mientras tanto, en el año 1726 el actual territorio sucrense pertenecía a la Provincia de Nueva Andalucía o Provincia de Cumaná integrada por la ciudad homónima, Guayana, Barcelona, Maturín y la isla de Trinidad. En 1777 se creó la Capitanía General de Venezuela conformada por siete provincias, entre las cuales destacaba la provincia de Cumaná.

Tras los sucesos del 19 abril de 1810, se constituyó una Junta Provisional que se hizo cargo del gobierno de la Provincia de Cumaná. Esta provincia se mantuvo tras la separación definitiva de Venezuela de la Gran Colombia, en 1830. En 1864 se creó el estado Cumaná. En 1879 se conformó el Gran Estado de Oriente, capital Cumaná. Pocos años después, en 1891, se estableció el Gran Estado Bermúdez que, en 1898, adoptó el nombre de estado Sucre. En 1901 se separó Maturín del estado Sucre que, entonces, adoptó el nombre de estado Bermúdez. Finalmente, tras cambios memorables, en 1909 se delimitó el territorio sucrense tal como lo conocemos el día de hoy.

Gesta Independentista

Las tierras del estado Sucre no fueron indiferentes a la gesta patriótica que se libraba en el país. La independencia de Venezuela estaba en juego y sus mejores soldados salieron al campo de batalla. Veamos cuáles fueron los encuentros épicos más significativos en la región.

Batalla de Güiria

Con la ayuda de su hermana Concepción Mariño, el prócer Santiago Mariño tomó por asalto la población de Güiria el 13 de enero de 1813, poniendo punto de partida a su Campaña Libertadora del Oriente, mientras el Libertador Simón Bolívar abonaba el terreno para dar inicio a su Campaña Admirable que lo llevaría a Caracas. Según los historiadores, Concepción era una aguerrida mujer que alojaba a soldados patriotas en su hacienda de Isla de Chacachacare que, junto a Trinidad y Tobago formaba parte de la Capitanía General de Venezuela. Vale destacar que estos territorios fueron cedidos a los británicos en 1802, con la firma del tratado de Amiens.

Fue justamente en esta isla, ahora ajena, donde Santiago Mariño armó su estrategia para entrar a la «Sultana del Golfo de Paria», conocida como Güiria, centro poblado fundado por los colonizadores el 8 de diciembre de 1767. Allí desembarcaron los soldados patriotas la madrugada del 13 de enero de 1813, obligando la retirada de las tropas realistas. Desde entonces, Güiria fue la base de las operaciones militares de Santiago Mariño y su ejército liberador.

Batalla Naval de Cumaná

Esta batalla significó la más destacada de las diez victorias de la Campaña de Oriente, pues no solo logró liberar los territorios más importantes de esta región del país, a excepción de Guayana, sino que además significó la elección unánime de Santiago Mariño como General en Jefe de las Armas del Oriente en su natal Isla de Margarita. La Batalla Naval de Cumaná ocurrió el 3 de agosto de 1813, cuando la flota patriota venció a los buques de guerra de los soldados realistas a cargo del oficial español Francisco Cervériz.

Batalla de El Salado

Este enfrentamiento bélico del 16 de octubre de 1814 no tuvo un final halagador para los soldados patriotas, que se enfrentaron al ejército de José Tomás Boves en la sabana de El Salado, frente a la ciudad de Cumaná. Cabe destacar que las tropas republicanas estaban al mando del teniente coronel Vicente de Sucre y Urbaneja, padre del prócer Antonio José de Sucre.

Patrimonio Histórico

Algunos se han mantenido de pie, como los viejos árboles. Otros sucumbieron a los embates del tiempo. Pero erigidos o en ruinas, el patrimonio cultural del estado Sucre habla de una historia remota que vale la pena conocer. Echemos un repaso a templos, santuarios y fortalezas más destacadas.

Castillo San Antonio de La Eminencia

No hay fecha precisa del inicio de su construcción, pero documentos históricos apuntan a mediados del siglo XVII, cuando los colonizadores trataban de defender el nuevo mundo de las incursiones de corsarios y piratas. Dicen los cronistas que en esta fortaleza que se alza en el cerro Pan de Azúcar, estuvo prisionero el prócer José Antonio Páez en 1851, tras su intento por derrocar el gobierno de José Tadeo Monagas. El fortín fue declarado Monumento Histórico Nacional el 29 de octubre de 1965. Puede visitarse. +Info sobre el Castillo

Castillo de Araya

El nombre original de esta fortaleza considerada la más importante de la Capitanía General de Venezuela, cuya obra culminó a principios de 1625, fue «Real Fuerza de Santiago de Arroyo de Araya». Santiago por el santo patrono de España, Arroyo por el apellido del gobernador de turno y Araya por el nombre del lugar donde fue edificado el castillo. Como el resto de las fortalezas militares de la época de la colonia, el Castillo de Araya también fue edificado para proteger el territorio de los piratas ingleses, franceses y holandeses. Por lo costoso de su mantenimiento, los daños a la estructura por el terremoto de 1684 y luego por las consecuencias del huracán que inundó las salinas en 1725, la corona española ordenó demoler la fortaleza en 1759, tarea que se cumplió en 1762. Sin embargo, el 31 de octubre de 1960 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Castillo Santa María de La Cabeza

Las crónicas apuntan 1669 como el año de inicio de la construcción de esta fortaleza, considerada otra de las importantes edificaciones defensivas de Cumaná. Según los escritos, este fortín fue utilizado por los gobernadores de la época colonial para colocar bajo custodia las cajas reales. Está ubicado en el centro histórico de la ciudad capital, justamente a un costado de la Iglesia Santa Inés. Lamentablemente, de esta añeja construcción solo quedan sus ruinas. +Info sobre el Castillo

Templo de Santa Inés

Hay toda una leyenda en torno a los milagros de Santa Inés, abogada y patrona de la ciudad de Cumaná desde el 21 de enero de 1572, según consta en Cédula Real emitida por el Rey Felipe II de España. Apuntan los cronistas que en este templo sagrado, declarado Patrimonio Histórico Nacional el 2 de agosto de 1960, fue bautizado Antonio José de Sucre el 20 de febrero de 1795. El santuario se alza en la calle La Ermita del barrio de San Francisco, donde parroquianos y feligreses se congregan cada 21 de enero para celebrar el cumpleaños de la virgen más venerada de la advocación mariana. +Info sobre la Iglesia

Convento de San Francisco

Las ruinas de este convento rememoran el primer centro religioso que fundaron los colonizadores en tierra firme. Apuntan los historiadores que el inicio de su construcción data de comienzos del siglo XVI, aunque esta primera edificación fue destruida por los nativos que rechazaban el maltrato de los emisarios de la corona española. Sin embargo, en 1638 se alzó una nueva estructura sobre sus cimientos, aunque el transcurrir del tiempo solo dejó escombros de una reliquia declarada Monumento Nacional el 2 de Agosto de 1960. +Info sobre el Convento

Iglesia San Lorenzo

Esta joya de la arquitectura colonial fue construida a finales del siglo XVIII en la población de San Lorenzo Mártir de Caranapuey, cerca de la ciudad de Cumanacoa. El templo fue fundado en 1696 como misión de los monjes capuchinos aragoneses y declarado Monumento Histórico Nacional el 2 de agosto de 1960. +Info sobre la Iglesia

Iglesia San Felipe de Austria

Este templo que históricamente ha sido vulnerable a las inclemencias de los fenómenos naturales y del transcurrir del tiempo, además de sus aguas termales y su río homónimo, son quizás los principales atractivos de la ciudad de Cariaco, fundada por primera vez en 1604 por Gerónimo de Campos, con el nombre de San Felipe de Austria. +Info sobre la Iglesia

Patrimonio Natural

El estado Sucre es sinónimo de costas, golfos, península y playas paradisíacas como Arapo y Arapito, Playa Medina y Pui-Pui, Playa Pescadores, San Luis, Tío Pedro, El Castillo, Playa Patilla, Uvero, Puerto Martínez y Quetepe, además de las Aguas de Moisés, reconocido refugio de vida silvestre y termas curativas localizadas entre Cariaco y Casanay.

Parque Nacional Mochima

Este parque nacional que incluye zonas de costa, mar y montaña se extiende sobre 94.935 hectáreas, compartidas entre Anzoátegui con poco más de 39% y Sucre con el resto de la superficie total. Estos espacios fueron declarados parque nacional el 19 de diciembre de 1973, para proteger especialmente la zona marina con islas, playas, golfos, bahías y ensenadas de gran belleza escénica y amplísima diversidad biológica. +Info Sobre el Parque Nacional

Parque Nacional Península de Paria

Apuntan las crónicas que Cristóbal Colón llegó a la península de Paria en su tercer viaje y, embelesado por tanta hermosura, la llamó «Tierra de Gracia». Fue declarada parque nacional el 12 de diciembre de 1978 para proteger su riqueza biológica, la diversidad de su flora y su fauna, la variedad del paisaje sinigual y, entre tanto más, los nacientes de importantes ríos como Macuro, Yacua, Río Oscuro, Río grande, El Mapire y la Ceiba. +Info Sobre el Parque Nacional

Parque Nacional Turuépano

Tiene una superficie estimada en 70 mil hectáreas que se caracteriza por ser una auténtica selva de manglares al oriente del estado Sucre, donde se fusionan las aguas de los ríos de la región con el Mar Caribe. Estos espacios fueron decretados parque nacional el 5 de junio de 1991, pues representan un ecosistema natural megadiverso donde tienen su hábitat algunas especies de fauna en peligro de extinción. +Info Sobre el Parque Nacional

Parque Nacional El Guácharo

Se localiza en el extremo oriental de la Serranía del Turimiquire. Y, aunque normalmente estos espacios se suelen asociar más con Monagas por aquello de la Cueva del Guácharo, que con su vecino el estado Sucre, del total de sus 62.700 hectáreas, el territorio sucrense aloja 74%, mientras el monaguense solo tiene 26%. Fue decretado parque nacional el 27 de mayo de 1975. +Info Sobre el Parque Nacional

Sustento Económico

Pesca, aprovechamiento de tierras agrícolas y turismo son tres vértices que dan soporte a la economía del estado Sucre. Atún, pargo y sardinas, entre otros, son los frutos marinos por excelencia. +Info Sobre la Pesca

Los suelos de Sucre se prestan para plantaciones de coco, cacao, café, caña de azúcar y sábila, además de yuca amarga para elaborar casabe. Los recursos forestales apuntan al aprovechamiento de especies como el roble y el algarrobo.

La creatividad del artesano sucrense también es un potencial valor económico en la región. Por ejemplo, en el pintoresco pueblo de Cerezal, a una hora de distancia de la ciudad capital, en la orilla de la carretera los artesanos exhiben para la venta una cantidad de productos típicos como vasijas de barro, cestas tejidas a mano con palma de coco, utensilios de cocina, adornos e instrumentos musicales, entre otras piezas del ingenio sucrense.

Tradiciones y Folclor

Sucre es la cuna del llamado «Joropo Estribillo» que se ejecuta charrasqueado, a modo de golpe, con ritmo alegre y canto animado que poco a poco desencadenó el toque con bandola y bandolín, cuatro, maracas, marimbola y tambor cuadrado. También el canto de galerones y fulías, la Jota y la Malagueña, la Gaita Oriental, el Tambor de Yaguaraparo y el Mare-Mare, es tradición musical en territorio sucrense durante cualquier celebración, jolgorio o fiesta patronal.

El Pájaro Guarandol

Esta expresión cultural del oriente venezolano es quizás una de las más significativas del estado Sucre. Es una comparsa con tres personajes destacados, el pájaro guarandol, el brujo y el cazador. El ave muere por el asedio del cazador, pero aparece el mago que resucita el ave. Toda la colorida trama se desarrolla bailes y cantos.

Baile El Múcuro

Es una alegre danza de la cultura de la península de Paria, escenificada por un grupo de niñas que danzan al ritmo de cuatro, maraca y tambor, mientras ofrecen en venta una cesta llena de múcuro, un pescado utilizado en la preparación de guisos de buen gusto. También aparece en el escenario un niño danzante que lleva sobre su cabeza, enorme, un pez múcuro elaborado con alambrón y bolsas de papel.

Carnavales de Carúpano

Toda la ciudad de viste de fiesta para celebrar al Rey Momo con desfile de carrozas, comparsas, disfraces, concursos de música y actividades con tradición popular. La llamada «fiesta del J´ouvert» comienza el domingo en la noche con el grito de Carnaval. Esa denominación se deriva de dos vocablos franceses, Jour que significa día y Overt que se asocia con abrir. A medianoche la gente se echa a la calle a disfrutar de las comparsas de brujas y los tradicionales fuegos artificiales. +Info sobre el Carnaval

Noches de Antaño

Este es un espectáculo único en el estado Sucre. Lugareños, visitantes y turistas se reúnen en el marco de las fiestas patronales en honor a la Virgen de Santa Inés, para celebrar la Cumaná de los siglos XIX y XX, expresada en su música, gastronomía e indumentaria típica de las familias de antaño.

Fogón Sucrense

Los frutos del mar son la oferta principal que incluyen hervido de pescado, consomé de guacuco o de chipichipi, la «olleta» o surtido de pescados y mariscos horneados servidos en cazuela de barro, cuajado de pepitonas y fricasé de cangrejo. En pescado frito la oferta incluye cataco, lamparosa, corocoro, tajalí, lisa, jurel, atún, anchoas, sierra, carite, pargo y mero acompañados con arepa o casabe, aguacate y tajadas. También hay pescado en escabeche, chucho frito, mejillones a la marinera, huevas de lisa o la tradicional «luria» o calamar rebosado. Para el comensal que prefiera otras opciones, hay sopa de res, hervido de gallina, tarkarí de chivo y el típico chorizo de Río Caribe.

Arroz con coco, besitos de coco, paté de coco y turrón de coco. ¿Adivinan el ingrediente principal? Gofio cumanés, buñuelos, majarete y mazamorra, conserva de batata, jalea de mango, dulce de lechosa, de mango y de tamarindo son los postres más representativos de la dulcería oriental del estado Sucre. Y, si de bebidas típicas artesanales se trata, cuando visite el estado Sucre no deje de probar chinguirito, ron de ponsigué, cacaíto, piñita, mavi, jovito, brujita, cacao caliente, leche´burra, el refrescante papelón con limón y el afrodisíaco «singaparao».

 

Por favor, Haga sus Comentarios